Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Presagio

Por: Aurelio López Martínez

Presagio

Presagio

Lewis Hamilton conquistó su cuarto campeonato del mundo con dos carreras por competir y tras lograrlo, sus resultados y desempeño cayeron dramáticamente. Aunque el británico lo niegue, fue evidente en pista la complacencia con la que el piloto cerró la temporada.

En el Gran Premio de México tengo que admitir que fue el contacto con Sebastian Vettel lo que le obligó a batallar por posiciones con los monoplazas de Sauber y Haas y también reconocer que por segunda ocasión en la temporada Mercedes no mostró una clara ventaja y fue Max Verstappen en el Red Bull quien se llevó la carrera. Pero en Brasil y Abu Dhabi, Lewis no tiene excusas para justificar su falta de ritmo.

Estoy de acuerdo que el objetivo ya se había cumplido y la recompensa en estas dos últimas fechas sería complementaria, pero Hamilton no puede cometer el error de hace dos años cuando conquistó su tercer título con tres competencias por realizarse abriendo el espacio en el que Nico Rosberg consolidó su posición en Mercedes y alimentó la confianza en sí mismo que ultimadamente lo llevaría hasta conquistar el título mundial el año pasado.

No pretendo comparar los talentos de los pilotos en cuestión, pero sí puedo afirmar que en el automovilismo, como en muchos otros deportes de competencia, la seguridad, autoestima, sentimiento y rachas son muy importantes para el desempeño de los pilotos, y me parece irresponsable por parte de Lewis el no aprovecharlo.

De ninguna manera demerito los resultados de Bottas en este cierre de temporada; en Abu Dhabi manejó la carrera y la presión de su compañero de equipo a la perfección para llevarse la gloria, todo lo contrario, critico al campeón del mundo que por consecuencia de su accidente durante la clasificación en Brasil contaba con un motor nuevo y en un circuito afamado por la dependencia en la potencia no logró superar al finlandés.

El mundial terminó y creo que noviembre tiene que ser un mes estudiado por Lewis. Su compañero de equipo demostró que hará uso del 2018 para retener su lugar en Mercedes y no será intimidado por el campeón, mientras que Ferrari y Vettel continuarán mejorando su monoplaza y los problemas de fiabilidad para terminar el dominio plateado en el serial. Y por último, no podemos descartar o ignorar a Max Verstappen y Daniel Ricciardo en Red Bull.

Hamilton puede celebrar, pero se debe ocupar si pretende, como prometió, buscar los récords de Michael Schumacher. La competencia, garantizo que este invierno buscará nivelar la balanza y el talento tras el volante existe.

Preguntas y comentarios @desdepista

Temas

Lee También

Comentarios