Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Portavoces

Por: Aurelio López Martínez

Portavoces

Portavoces

Los deportistas más reconocidos del planeta dependen de empresas dispuestas a invertir sus recursos en la imagen pública que representan, y el automovilismo no es la excepción. El serial norteamericano, Nascar, enfrenta un difícil 2018 con la partida de importantes personajes de su parrilla y un declive significativo en su audiencia televisiva. La combinación del retiro de Dale Earnhardt Jr., quien es probablemente la figura más reconocida dentro de los seguidores de Nascar, y el fracaso de Danica Patrick para conseguir los patrocinios necesarios para continuar en la competencia, ponen en una situación peligrosa al serial.

Los patrocinios en los Estados Unidos dependen de carreras longevas, nombres reconocidos y la capacidad de sus pilotos de no sólo demostrar talento dentro de la pista, sino también de poder conectar con los consumidores y posicionar sus marcas. El tema presupuestal no se discute tanto en Nascar, pero es evidente la dependencia del serial del dinero corporativo para mantener el circo abierto. La diferencia con la Fórmula Uno, en donde también equipos están batallando para encontrar los recursos necesarios es el espectáculo, la Fórmula Uno sufre por aburrida mientras que en Nascar sufren sin figuras públicas.

Aunque el reinado de Nascar sobre el deporte en los Estados Unidos continúa intacto, el declive en su audiencia televisiva es preocupante, para la última carrera del año en Homestead el número de seguidores cayó 20% respecto a 2016, mientras que reconozco que las cifras importan poco comparadas con el dominio de Nascar, sin embargo Indycar y la Fórmula Uno crecieron 16% dentro del mismo periodo en el mercado de nuestro país vecino. 

El mandamás del serial, Brian France, asegura que la escalera deportiva que implementó Nascar debe rendir frutos en el mediano plazo con nuevas figuras deportivas consiguiendo asientos en la cima y que esta falta de estrellas en la parrilla es parte del ciclo, es necesario para cualquier disciplina deportiva para florecer y crecer. No soy seguidor apasionado de Nascar, pero admito que nombres como Jeff Gordon, Dale Earnhardt Sr y Jr, la familia Petty entre otros, acapararon mi atención, espero que pronto la administración logre posicionar a personajes bancables que puedan atraer nuevos seguidores. Una posible estrategia que puede implementar el circo norteamericano es buscar conquistar el enorme mercado latino que reside en los Estados Unidos, el mexicano Daniel Suárez ya demuestra que hay capacidad para competir, sin embargo sus resultados no se han explotado en el ojo público.

Preguntas y comentarios @desdepista
 

Temas

Lee También

Comentarios