Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Abril 2018

Ideas

Ideas |

Por quien doblan las matracas

Por: El Informador

Por quien doblan las matracas

Por quien doblan las matracas

José Antonio Meade votó por Enrique Peña Nieto (EPN) mientras despachaba en el gabinete de Felipe Calderón. Semanas atrás, él mismo empujó esa confesión ante diputados. Así inició la danza del pre-destape.

Finalmente ayer el Presidente le regresó ese voto, pero en secreto. Peña Nieto le aceptó la renuncia cuidando las formas: no lo destapó con palabras, salvo una felicitación y buena suerte. El aparato priista se encargó de todo.

Los sectores populares del PRI, CTM, CNC y CNOP, agasajaron a José Antonio Meade, el precandidato por quien doblan las matracas. 

El Presidente ha elegido. Bienvenidos a 1976.

***

Sí al Frente, pero nomás de un ladito

El Frente Ciudadano en Jalisco hace agua pero del buque hundiéndose, aún se pueden rescatar algunos municipios en donde les convenga la alianza al PAN, PRD y MC.

Siempre que no sea Guadalajara o Zapopan, claro. Por eso Ismael del Toro, tirador a edil tapatío, y Pablo Lemus, Alcalde de Zapopan, celebraron la decisión autónoma, que no unilateral, de Enrique Alfaro. Que para eso, ya dejó claro, es dueño de su “carta política”.

De esta manera, el anémico Frente local tendría, según los enterados, algunas opciones en municipios para coaligarse (verbo tan retorcido como la unión de la izquierda, el centro y la derecha), como Juanacatlán y El Salto, pero sin ninguna certeza. Frentititito…

***

Alcalde bragado

Enrique Alfaro lo dejó claro: nadie le dice cómo sí ni cómo no. Por eso el domingo, sin consultar a nadie, se arremangó la camisa, prendió la cámara y anunció que iba por la gubernatura y sin Frente local.

Esto ocurre mientras en el Frente nacional, cual párvulos, ya hasta se pelean por acreditar a quién se le ocurrió primero la idea de una alianza.

El manotazo, ni siquiera inesperado porque Dante, Alejandra y Ricardo siempre supieron la postura de Alfaro, es para dejar claro que los votos son de quien los trabaja.

Incluso, a riesgo de pecar de exceso de confianza, el edil tapatío asegura que lo ve en las calles y lo dicen los sondeos: su nivel de aceptación es mayor ahora que hace dos años. ¡Ámonos!

Lee También

Comentarios