Miércoles, 24 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Para Morena, “un arma de dos filos”

Por: Daniel Rodríguez

Para Morena, “un arma de dos filos”

Para Morena, “un arma de dos filos”

En las pasadas elecciones intermedias -6 de junio de 2021-, Morena tuvo un avance impresionante a nivel nacional, al ganar 11 de 15 gubernaturas, pero a la vez un retroceso muy significativo en la Ciudad de México, donde perdieron más de la mitad de las alcaldías, que representaban el baluarte del Presidente López Obrador. Ese proceso electoral general se caracterizó por casi el 50 por ciento -47.5 por ciento- de abstencionismo en las urnas por parte de los ciudadanos, lo que representaba un retroceso en el comparativo de la elección presidencial del 2018, donde sólo el 36.5 de inscritos en la lista nominal no fueron parte del proceso.

Y es precisamente ese desinterés ciudadano lo que preocupa a Morena para la histórica elección del próximo 2 de junio, en donde estará en juego “todo”. El domingo pasado el diario español El País publicó una entrevista que hizo a Mario Delgado, presidente del partido del oficialismo, donde el reportero le pregunta: “Para usted como dirigente y coordinador y para la candidata, ¿quién es su principal rival: Xóchitl Gálvez o Jorge Álvarez Máynez?” Y su respuesta fue: “Es la abstención. Que la gente no se entusiasme para ir a votar el día de la elección, ese es nuestro principal adversario, es el reto principal que tenemos de cara al 2 de junio. Convencer a la mayoría de mexicanos que participen, que sean protagonistas de esta historia que está viviendo nuestro país”.

El presidente de Morena -quien muestra sus temores- ve con “desdén” a los candidatos de la oposición por el elevado margen que tienen Claudia Sheinbaum en las encuestas de preferencias y que por eso avala su “menosprecio”, dice “apostar” a que la negativa -del Frente Amplio- por apoyar las reformas constitucionales del Presidente “les cobre factura en las urnas”. Lo que no está garantizado es que todos los acreditados para votar vayan a hacerlo, sobre todo si la tendencia de abstencionismo se mantiene en la media, con un 50 por ciento en promedio, de acuerdo con un estudio del propio Instituto Nacional Electoral (INE).

Una investigación de Sociológica 2017 sobre el abstencionismo electoral y desencanto político sugiere que “cuando las personas confían en los políticos votan mucho, pero cuando no, asumen una de dos posturas: o son abstencionistas para no ser copartícipes del mal que los candidatos traerán, o votan para cumplir con su deber cívico y culpan luego a los políticos por no hacer su parte para el bien de México”. Por su parte, la revista Forbes el año pasado, al abordar el tema del abstencionismo en México, dijo que el “hartazgo y desencanto son algunas de las razones que han fortalecido, como un mecanismo de cuestionamiento, además de castigo al régimen político, la oferta política y al mismo Gobierno”. Y las dos publicaciones coinciden en que una de las consecuencias del abstencionismo es no “consolidar la democracia”, máxime cuando la creciente polarización se convierte en el flagelo que más azota a la población.

Y precisamente será el abstencionismo o volcarse a las urnas por parte de los casi 98 millones de mexicanos -97,539,056- que hay en la lista nominal del INE, para “que sean protagonistas de esta historia que está viviendo nuestro país” -como dice Mario Delgado- los que decidan construir el segundo piso de la cuarta transformación o corregir el rumbo de México. Lo que para Morena es un arma de dos filos.

¿Usted, qué opina?

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones