Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Noviembre 2019
Ideas |

Nuevo Periférico

Por: Diego Petersen

Nuevo Periférico

Nuevo Periférico

Más allá de la grandilocuencia que suele meter el Gobierno del Estado en su comunicación (todo es histórico, único y hecho por primera vez, como si Jalisco se hubiera inventado en diciembre pasado) la renovación del Periférico con BRT incluido, calificada por ellos mismos como el proyecto de movilidad más grande del país, es sin duda una gran noticia para la zona metropolitana de Guadalajara.

La ciudad fue pensada, en la época dorada de la planeación urbana, como una ciudad ortogonal, siguiendo la cuadrícula inicial de su fundación, con dos circuitos internos y uno exterior. La cuadricula fue violentada a principios del siglo XX por dos colonias, la Americana y la Moderna, que apostaron a que el nuevo eje de referencia sería en adelante la vía del ferrocarril: ambas giraron 45 grados el eje de sus calles. Los circuitos, ninguno de ellos cerrado, son Circunvalación, que cambia de nombre conforme cambia de colonia (Oblatos, Dr. Atl, División del Norte, Álvarez del Castillo, López Mateos, Agustín Yáñez, Washington) y un segundo anillo, que tampoco se logró cerrar jamás y aparece y desaparece en el Sur de la ciudad, llamado avenida Patria. El tercero y que en los años sesenta se pensó prácticamente como un libramiento, fue el anillo Periférico que, sobra decirlo, tampoco logró la circunferencia completa. Tres anillos que no son, pues.

El proyecto de recuperación de esta avenida cambiará enormemente las dinámicas urbanas de las zonas que toca, pero sobre todo dignificará a un gran número de colonias.

Por la época en que se construyó, el Periférico tenía características de carretera, por ello en principio no tuvo carriles laterales, mucho menos banquetas. Hubiese sido ideal que el anillo exterior funcionara realmente como una forma de contención de la expansión de la ciudad, para ello de debió haber establecido una reserva territorial que funcionara como cinturón verde, pero no fue así y el crecimiento acelerado y sin más criterios que no fueran el beneficio del desarrollador hicieron que la ciudad engordara, se desparramara más allá del cinturón y perdiera cualquier fisonomía. Hoy el Periférico es una arteria más de la ciudad, la que desplaza a más personas en transporte público, y totalmente desfigurada.

El proyecto de recuperación de esta avenida cambiará enormemente las dinámicas urbanas de las zonas que toca, pero sobre todo dignificará a un gran número de colonias que nacieron como suburbanas, algunas de ellas incluso irregulares. No sé (ni importa) si es la obra de movilidad más importantes del país, lo que sí es la gran obra de este Gobierno y sin duda una buena apuesta por el beneficio y el impacto que tiene para toda la ciudad. Falta que se ejecute y se ejecute bien, pues es una obra compleja y que generará molestias durante varios meses, pero en principio bienvenido el Nuevo Periférico.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios