Miércoles, 29 de Enero 2020
Ideas |

Los Civiles

Por: Allá en la Fuente .

Los Civiles

Los Civiles

Esperamos que la falta de planeación del Gobierno federal no nos lleve entre los pies. Como parte del decreto para la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, los Hospitales Civiles dejaron de cobrar sus cuotas de recuperación para brindar la atención médica gratuita, un objetivo de la nueva dependencia federal.

Estamos más que de acuerdo con la universalidad de los servicios de salud sin costo para todos los mexicanos, sin importar si son derechohabientes o no. Sin embargo, implementarlo sin reglas de operación ni presupuesto planeado es descabellado.

Los Civiles dejarán de recibir alrededor de 100 millones de pesos anuales por concepto de cuotas de recuperación, según estimó su director Jaime Andrade Villanueva. La única garantía que tienen de recuperar ese dinero es la promesa del Gobierno federal.

El riesgo es que la medida del Insabi, en vez de ampliar los servicios de salud, acabe con los que ya tenemos y que sí funcionan, pues sabemos que los Civiles operan al límite de su capacidad como para renunciar a 100 millones de pesos.

***

El flamante Instituto de Información Estadística y Geográfica del Estado salió beneficiado con la aprobación y entrada en vigor de la nueva legislación sobre límites territoriales de los municipios. Esto porque en la nueva legislación se incluyó autorizar más plazas y presupuesto para que el Instituto se dedique a actualizar el mapa de Jalisco.

Con esta carambola a tres bandas, el organismo que encabeza el polémico y ex combativo Augusto Valencia verá incrementada su plantilla y le abrirán la cartera para incrementar el presupuesto por 36.4 millones que le asignaron para este año.

***
Ni en la versión más disparatada de “Loca academia de Policía” pudo ocurrir lo que a la jefatura de seguridad tonalteca.
El robo a la corporación de 11 armas cortas, cuatro largas y seis radios, además de agredir a un oficial por parte de un delincuente disfrazado de policía, se inserta como otro capítulo más (de humor negro, dirían algunos) en nuestra ciudad asolada por la delincuencia.
 

Lee También