Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

La violencia en serio

Por: Gabriela Aguilar

La violencia en serio

La violencia en serio

El 25 de noviembre ha sido declarado Día Internacional Contra la Violencia hacia la Mujer. Es un día especial que, más que llenar todo a su paso de listones naranja para señalar un problema, busca demostrar la urgencia de sensibilizar a los medios, a las distintas autoridades, a la ciudadanía en general respecto a lo frecuente y alarmante de esta situación. Por más que algunas personas cuestionen la necesidad de establecer una fecha específica para hablar de violencia hacia la mujer, lo cierto es que la mitad de la población a nivel mundial sigue siendo objeto de discriminación, desigualdad y agresiones diversas.

En nuestro país, el 66% de las mujeres mayores de 15 años han sufrido algún tipo de violencia. A pesar de que cada vez es más común hablar del tema,  la cifra no disminuye. Por el contrario: aumenta. El INEGI mencionó que en el 2016 fueron asesinadas dos mil 813 mujeres: el número más alto registrado en los últimos 27 años. El 42% de esa cifra corresponde a mujeres  menores de 30 años. Es decir, por si no fuera poca cosa que ser mujer sea ya de por sí un peligro, resulta que ser  mujer y ser joven es estar doblemente vulnerable. La pareja, la familia, o cualquier otra figura de autoridad siguen pensando que es válido disponer de un cuerpo ajeno como si se tratara de una posesión. Miles de mujeres han perecido víctimas  celos,  furia y del impulso de control de un hombre que decide su suerte.

El feminicidio es un tema serio.  Cada vez comprobamos con terror que el abuso de la fuerza y los casos de tortura han ido escalando. Que las mujeres mueren a manos de sus propias parejas: estranguladas, violadas, heridas con objetos punzocortantes. Y peor todavía: que nuestros gobiernos sienten más vergüenza de declarar alertas de género para “poner los puntos sobre las íes”, que de que ocurran estos crímenes. Vivimos en sociedades donde no basta con que una mujer haga una denuncia por violación. En las que, si sentimos miedo o somos agredidas, no será suficiente nuestra palabra. Tendremos que pasar una serie de filtros, muchas veces muy humillantes, y enfrentarnos a la impunidad. La verdad es que el sistema entero no nos favorece. 

Todavía hay quienes se preguntan si esto de la violencia contra las mujeres no será sólo un distractor. Un motivo para quejarse.  Es momento de dejar de cuestionar a las mujeres que salen a marchar, o a exigir justicia de cualquier manera. Los números son fríos y no dejan lugar a la duda. Tenemos que tomarlo en serio. Es tarea de todos hacer que esto deje de ser posible y comience a ser historia.

Temas

Lee También

Comentarios