Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

La felicidad es una camioneta

Por: Sergio Oliveira

La felicidad es una camioneta

La felicidad es una camioneta

Reza el dicho que “esposa contenta, vida feliz”. Y dentro de los secretos materiales para hacer felices a una mujer están, sin dudas, los zapatos en primer lugar y una camioneta en segundo. Y los zapatos van en primero porque no se conforman con uno solo, obviamente.

Según la página de internet iSeeCars.com, de Estados Unidos, en un estudio hecho con más de 30 millones de usuarios de su servicio de autos usados, las mujeres están 67% más propensas que los hombres a comprar una SUV o crossover, mientras que los hombres son cuatro veces más inclinados a hacerse de un auto deportivo que una mujer.

Es cierto, las ventas en general de SUV y crossover en todo el planeta ha subido y sigue en aumento. Tanto que ya amenazan la existencia de dos “especies” tradicionales de autos, los sedanes medianos y los hatchbacks compactos. De acuerdo con un estudio realizado por Bloomberg, entre 2010 y 2015 los hombres compraron 22% más SUV y crossover que antes. Pero con las mujeres este aumento fue de 37% en el mismo periodo. Si aislamos el segmento de los crossover compactos Premium, las mujeres adquirieron impresionantes 177% más de estos vehículos que en el periodo anterior.

Tradicionalmente las mujeres han comprado autos de una manera mucho más racional que los hombres. Ellas buscaban la seguridad, la economía, la durabilidad, la reventa y el valor por tu dinero. Pero las camionetas cambiaron ese comportamiento, aunque ellas juren que esto no es cierto.

Por qué camionetas

Si preguntas a una mujer por qué prefiere una camioneta sobre un auto su respuesta será casi unánime: por el espacio. Pregunte de nuevo si ella estudió las dimensiones de la camioneta que le gusta y las comparó contra un sedán o hatchback y prácticamente todas dirán que no lo hicieron. El segundo aspecto mencionado para elegir una camioneta es la seguridad, pero de nuevo jamás se estudian los resultados de pruebas de choque o volcaduras (qué bueno, porque pocas serían aprobadas) de esos vehículos en comparación con otros. Si analisaran ambos casos verían por ejemplo que una Mazda CX-3 tiene 240 litros de capacidad de cajuela, mientras que un Mazda 3 hatchback tiene 308 litros y un sedán 408 litros. Además el precio de la CX-3 empieza en 319,900 pesos, mientras que el mucho más espacioso Mazda 3 sedán empieza en 270,900 pesos. Espacio y valor por tu dinero quedaron, por supuesto, fuera de la ecuación a la hora de la compra. Porque los verdaderos motivos para que las mujeres prefieran las camionetas son la mayor altura de manejo que les da sensación de seguridad —aunque ésta no sea real— y, principalmente, la moda. Porque si la vecina, la amiga, la mamá, la jefa y todas las demás traen camionetas, no usar una la hará verse cuando menos, rara. Y son muy pocas las mujeres que se atreven a hacerlo.

Por esto, con el 14 de febrero a la vuelta de la esquina, no está demás recordar que lo que ellas quieren es una camioneta. Y qué mejor si después se les lleva a comprar un zapato de un color que combine con su nuevo crossover. Al final no hay que olvidarse: “Esposa contenta, vida feliz”.
 

Temas

Lee También

Comentarios