Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

La alcaldesa de Monterrubio

Por: José M. Murià

La alcaldesa de Monterrubio

La alcaldesa de Monterrubio

Monterrubio de Armuña, sita a 7 kilómetros de Salamanca -la de España- se halla en una de las regiones más proclives al fascismo de toda la Península Ibérica. Sin embargo, como “donde quiera se cuecen habas” y “de todo hay en la viña del señor”, intempestivamente saltó a la palestra política de  dicha población una mujer de valor excepcional; una de esas personas sencillas, con ideas firmes y comprometida con la gente más necesitada.

Obviamente no participa en el Partido Popular ni en Ciudadanos, quienes aún suspiran por la memoria del Generalísimo Franco. Rosa María Rubio Martí milita en el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y, en noviembre de 2006, una voltereta política hizo de ella alcaldesa del mencionado pueblo que, hace poco, proclamaba tener mil 353 habitantes.

Hija de españoles que marcharon al exilio francés, como resultado del exitoso alzamiento militar y antidemocrático de 1936 y la salvaje represión a todo lo que oliera a progresismo y defensa del pueblo, Doña Rosa María resultó ser una mujer diferente de la mayoría triunfante que no se movió de la localidad.

Como es de suponer, no fue prolongado su mandato, máxime que el entorno geopolítico no le era favorable, pero, entre otras cosas, no dejó de reconocer y agradecer la inconmensurable ayuda que sus “antiguos” recibieron en Francia gracias a la gesta de Luís I. Rodríguez Taboada, el embajador de México en Francia en 1940.

Como es bien sabido, aunque muchos españoles se hagan mages, el ilustre abogado guanajuatense puede acreditarse como el salvador de muchas decenas de miles de vidas de republicanos españoles.

Pues bien: en una sentida ceremonia la noble alcaldesa le impuso dicho nombre a una calle principal.

Como es natural, a la pelusa franquista no le cayó nada en gracia y, a la primera oportunidad, cuando recuperaron el Gobierno, en noviembre de 2007, se lanzaron al ataque con el argumento de que el nombre de “Calle embajador Luís I Rodríguez” era demasiado largo y pronto en las placas diría sencillamente “Calle del embajador”.

Pero su triunfo no ha sido total: en muchos planos se mantiene el nombre completo y no falta gente que lo siga usando, de manera que, como la marea que en tierras salmantinas no existe, el tema sube y baja…

Es tierra alta (800 mts. s.n.m.) y casi exclusivamente agrícola, no obstante no deja de haber en ella algún suspiro por México, tal vez en época de vacas muy flacas algún antepasado haya liado sus pocos bártulos y emigrado a nuestro país.

Temas

Lee También

Comentarios