Martes, 25 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Impedir que “suelten al tigre”

Por: Daniel Rodríguez

Impedir que “suelten al tigre”

Impedir que “suelten al tigre”

En el preámbulo de la elección presidencial de 2018 -9 de marzo-, Andrés Manuel López Obrador habló de su proyecto de gobierno en la Convención Bancaria y ahí mismo advirtió que si pierde, “si las elecciones son limpias, son libres, me voy a Palenque, Chiapas -a su rancho-. Entonces, me voy a ir tranquilo, pero... si se atreven a hacer fraude electoral, yo me voy también a Palenque y a ver quien va a amarrar al tigre, el que suelte el tigre que lo amarre, yo no voy estar deteniendo a la gente luego de un fraude electoral. Así de claro”. Esta declaración de hace seis años se me vino a la mente al leer una de las conclusiones a las que llega el analista político y escritor Alfonso Zarate en su último libro titulado, “México en la encrucijada: ¿Democracia o autoritarismo?

El autor se hace la pregunta sobre un posible resultado de la próxima elección del 2 de junio, ¿Aceptaría López Obrador un resultado adverso en caso de un margen cerrado? y su respuesta es muy clara: “Nunca lo ha aceptado.

Siempre se ha preparado para repudiar un resultado adverso -ya vimos lo que sucedió en el 2006, que se proclamó como presidente legítimo-. Y en caso de una derrota provocaría un ambiente de ingobernabilidad, en donde el presidente encabezaría la ofensiva durísima por el fraude electoral. Y ante este desquiciamiento, la Guardia Nacional estaría impávida, lo mismo que el ejército y la marina. Entonces se soltaría el tigre y el único capaz de detener al tigre se llama Andrés Manuel López Obrador. Y ahí la gran pregunta sería si las Fuerzas Armadas cumplirían, honrarían su compromiso con la Constitucional o responden a su Comandante en Jefe”. Por supuesto que la respuesta es sencilla si tomamos en cuenta los valores fundamentales de nuestras Fuerzas Armadas a la Constitución y de su reconocida lealtad a la Patria, honor y abnegación a sus responsabilidades.

Hace casi dos meses -27 de marzo-, López Obrador volvió a hablar de “soltar el tigre”, cuando al hacer referencia de un posible “golpe de Estado técnico” de la oposición para anular la elección, dijo que “sería una acción de irracionalidad. Sería como soltar un tigre o muchos tigres”, lo que ya resultó preocupante.

La única manera de evitar que al inquilino de Palacio se le ocurra “soltar al tigre” y dar un “manotazo” en caso de que el resultado de la votación no favorezca a su movimiento, es que el porcentaje de la votación sea mayoritario. Que si hay un triunfo de la oposición, este sea contundente que no deje lugar a dudas. Así que queda en manos de la ciudadanía decidir si continúa la “transformación” o se corrige el rumbo, pero sin dejar posibilidades de que “suelten al tigre”.

¿Usted, qué opina?

Daniel Rodríguez

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones