Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Espada y la pared

Por: Aurelio López Martínez

Espada y la pared

Espada y la pared

Hace cuatro años cuando se completó la temporada inaugural de la Fórmula E existía la obligación del serial de permitir a escuderías y armadoras construir sus propias baterías, pero ahora Alejandro Agag asegura que la libertad en ese concepto no será realidad hasta por lo menos 2025.

El argumento de Agag es simple, concluyendo que las baterías en su categoría es como la gasolina en otros seriales, y por consecuencia no debería de estar sujeta la tecnología a inversión en desarrollo que podría eliminar la competencia tan cerrada que se obtiene bajo el reglamento actual.

La Fórmula E está en una posición muy complicada; por una lado están logrando atraer armadoras premium a sus parrillas, sin embargo, este candado a la categoría puede perder el interés de los mismos al no encontrar beneficio en el mercado automotriz.

El equipo campeón de la Fórmula Uno ya tomó la decisión de participar en la Fórmula E a partir de la próxima temporada y Porsche abandonó el campeonato mundial de resistencia para enfocarse en el serial electrónico, pero no sólo son las armadoras las que están migrando, los acompaña la marca de ropa de lujo Hugo Boss que participó durante más de dos décadas en la máxima categoría.  

Es una realidad consciente que el futuro del automóvil cotidiano es la electricidad y por consecuencia la Fórmula E ofrece el aparador ideal a las armadoras para exhibir sus nuevas tecnologías, rangos de alcance e infinidad de diferenciaciones contra sus rivales.

Sin embargo, esta premisa puede ser su bendición o su desgracia, creo que sin la posibilidad de competir y presumir las armadoras encontraron poco atractiva la categoría y por otro lado la libertad podría ser demasiado costosa y por consecuencia totalmente dependiente de los recursos económicos disponibles.

La segunda opción creo que podría ser la más peligrosa, ya que automáticamente se replicará el fenómeno Fórmula Uno donde cada cierto tiempo una escudería encuentra alguna ventaja aerodinámica o de motor que les garantiza un aparente dominio.

No es fácil encontrar un punto medio para Alejando Agag, pero creo que con el liderazgo que ejerce y la unión entre los equipos que la nutren, la Fórmula E puede y debe coexistir con la Fórmula Uno. Improbable, pero posible sería enfocar los seriales a un fin determinado, Fórmula E, intimidad, tecnología y sustentabilidad, mientras que Fórmula Uno, velocidad, ruido y riesgo.

Preguntas y comentarios @desdepista

Temas

Lee También

Comentarios