Sábado, 27 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Equivocados quienes desmotivan la revocación

Por: Daniel Rodríguez

Equivocados quienes desmotivan la revocación

Equivocados quienes desmotivan la revocación

El tema de la próxima revocación de mandato levanta diversos comentarios. Muchos de ellos en el sentido de que no se va a participar porque el presidente López Obrador debe de terminar el término para el que fue elegido. Sin embargo, apegado a la ley, desde hace dos años el Congreso aprobó la reforma constitucional por lo que se permite la revocación de mandato del presidente de la República.

Los términos son muy claros: se podrá solicitar en los tres meses posteriores a la conclusión del periodo constitucional. Así que las corrientes que hablan o quieren desmotivar a la población a participar no tienen razón y si lo provocan están haciéndolo fuera de los términos que la ley establece.

Además, esta es la oportunidad de dos cosas: de quienes están inconformes con las formas de llevar este gobierno se manifiesten mediante un proceso legal y dos, de darle la oportunidad al presidente de ‘medir el agua a los camotes’ para saber exactamente qué piensa el grueso de la población. Aunque para el mandatario hay otro reto, como él mismo lo expreso, si no se llega al 40 por ciento de las personas inscritas en la lista nominal de electores, no será inclusiva, pero si la mayoría de los que lo hicieron dicen no a la continuidad del gobierno, López Obrador prometió que de todas maneras se va.

No se trata de acelerar una salida de gobierno simplemente porque no nos gusta. Dejar la presidencia en cualquiera de las dos circunstancias será un daño irreversible en todos los sentidos para el país, y para la misma democracia aunque esta se aplique mediante el proceso de revocación.

Lo que hay que exigir por los medios pacíficos y procedimientos legales, es que las promesas que se hicieron y los planteamientos de crecimiento y desarrollo se cumplan, dando la vuelta al timón de las decisiones tomadas hasta el momento. Que se gobierne con sentido, no cobijado por la venganza política.

Ya se ha hecho mucho daño en todos los sentidos. Para muchos -y es muy respetable ese punto de vista- ha sido una bendición la llegada de López Obrador, pero para otros es lo peor que pudo haber sucedido. Lo hecho, para bien o para mal, está hecho.

Si realmente aquellos que se oponen al rumbo que lleva el país y a la vez se oponen a ser parte del proceso de revocación de mandato, están equivocados. Tienen a la mano la herramienta constitucional para dejar constancia de su punto de vista y por el contrario, dejar que la mayoría por decisión democrática decidan qué rumbo quieren que tome el país y a quien quieren de huésped en Palacio Nacional. ¿Usted, qué opina?

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También