Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Septiembre 2018
Ideas |

El primer fumador europeo

Por: Carlos María Enrigue

El primer fumador europeo

El primer fumador europeo

Debió haber sido algo particularmente extraño de ver, pero haya sido como haya sido, después de su primer experiencia con el tabaco fumado al ayamontino Rodrigo de Jeréz se le quedó la manía y pasó a la historia como el primer fumador europeo.

De Jeréz era un marinero que participó en algunos de los viajes de Colón al Nuevo Mundo, y fue a el junto con Luis de Torres – un judío converso cuyo nombre real era Yosef Ben Ha Levy Havri – a quienes les tocó presenciar por primera vez el uso del tabaco por parte de los indígenas en la isla de Cuba.

No olvidemos que, a estas alturas de las expediciones, se seguía creyendo que al lugar donde se había llegado era a las Indias y no que se tratara de un continente distinto, por lo que, cuando Colón los envió en expedición el propósito era que buscaran al Gran Kahn y que se entablaran relaciones diplomáticas. El por qué de enviar a Luis de Torres queda muy claro pues, previo a su conversión al cristianismo, el judío servía de traductor al gobernador de Murcia al hebreo, mozárabe y algo de árabe, por lo que se trataba de uno de los integrantes de la expedición con más bagaje cultural.

Obviamente jamás encontraron ni al Gran Kahn ni a representantes de éste, pero lo que sí encontraron fue una población indígena que los recibió aparentemente de buena gana y ahí, mientras eran motivo de buenos tratos fue que presenciaron “...a una multitud de naturales de ambos sexos, que traían unos rollos de yerbas secas encendidas por un estremo (sic), mientras por el otro se lo acercaban a la boca para aspirarlo, después de lo cual despendían de ella una nube de humo...”.

Cuando volvió Colón a España, dejó a varios hombres en la villa La Navidad, entre ellos a Luis de Torres, pero embarcó con él Rodrigo de Jerez quien se llevó consigo una buena dotación de hojas secas de tabaco para echar sus humos allá por Huelva.

A Luis de Torres, junto con aquellos que permanecieron en la isla La Española la verdad es que les fue muy mal. Al volver en su segundo viaje, Colón vio que la villa había sido destruida y muertos todos sus colonos. Se dice que fue por disputas internas así como por un ataque de los nativos.

Sin acabar en algo tan trágico, a Rodrigo de Jerez tampoco le fue muy bien a su vuelta a España, y es que, por su gusto adquirido terminó escandalizando a la gente pues se consideraba que “...solo el diablo podía dar a un hombre el poder de sacar humo por la boca...”, motivo por el cual fue encarcelado durante siete años habiendo sido procesado por la Santa Inquisición.

Existen rumores de que quien lo denunció fue su esposa, por considerar que estaba poseído. Sea como sea, al salir de su encierro, cuando la costumbre de fumar comenzaba a extenderse por Europa, en particular en las clases acomodadas.

Actualmente hay un pequeño mosaico en Ayamonte reconociendo la participación de Rodrigo en los viajes colombinos así como por su relación con el tabaco.

Lee También

Comentarios