Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

El pecado de ser opositor

Por: Sergio Aguirre

El pecado de ser opositor

El pecado de ser opositor

Aparte de considerarnos a los críticos del próximo nuevo régimen como pérfidos, malditos, priistas, racistas y clasistas, hay una nueva andanada principalmente en redes. Se nos acusa de ser un obstáculo en contra de la “Cuarta Transformación”. Así, a veces la crítica construye y a veces destruye, con independencia de su veracidad o no. ¿Pero, quién y bajo cuáles parámetros determina cuando construye y cuando destruye? Pues muy sencillo: el pueblo ha hablado al materializar su opinión en una aplastante mayoría obtenida vía el voto libre y secreto. Luego, esa aplastante mayoría solo por serlo -mediante sus voceros- decide cuándo y quiénes mediante su crítica son un obstáculo en contra de la transformación prometida.

Pero, ¿cómo no caer en faul? Imagine el lector me importara cuando se me dice boicoteador del nuevo régimen solo por no celebrar toda ocurrencia, nombramiento o declaración de AMLO. Pero repito, imaginemos me importara. De entrada me preguntaría, ¿cómo no ser un obstáculo en contra de la Cuarta Transformación? La respuesta es mucho más difícil de lo planteado en todos lados, desde redes y demás, como tan solo con una facilota y ciega adscripción a la nueva ola. No soy porrista ni maromero, y me encanta la crítica política. Aplaudir como foca al poderoso solo por serlo no va conmigo. Callarme la boca tampoco. ¿Se puede no ser obstáculo contra la Cuarta Transformación permaneciendo crítico y sin dejar de escribir? Callar o mentir no me parece una buena respuesta. ¿O callar y mentir es bueno cuando gana uno y malo cuando gana el otro? Es más, ¿en serio cualquier crítico o yo somos una amenaza real contra la Cuarta Transformación? Por favor.

Pero la cosa se pone peor cuando uno se da cuenta de una exigencia muy sospechosa: no solo no se vale ser un obstáculo (si de por sí difícil de definir) en contra del régimen por venir, sino dada la impresionante victoria, ocurre una obligación implícita hacia toda la población: es imperativo para todos sin excepción luchar por la Cuarta Transformación. No hacerlo es ir en contra de la Patria. Además de forma perversa, al afirmar del no hacer todos juntos la Cuarta Transformación se pone en peligro su viabilidad, es una amenaza clara. Si no se cumplen sus objetivos no será a causa del lopezobradorismo, MORENA y AMLO, sino de sus opositores. Se nos adelanta la culpa de su futuro fracaso a sus críticos. Miren nada más que conveniente. Los críticos del futuro régimen como la nueva “Mafia del Poder” y culpables por adelantado.

De acuerdo a los últimos sondeos, la aceptación de López Obrador se ha acrecentado de las elecciones para acá. Somos únicamente un poco más del 10% los escépticos. ¿Entonces cuál es el miedo si tienen en el bolsillo a la opinión pública y a las redes sociales? ¿Cual es el miedo si la nueva casi homogénea fuerza política tiene a la mano todo el poder del Estado, incluyendo toda reforma constitucional y con ello todo el control gubernamental? No entiendo.

sergio@aguirre-consultores.com.mx / @seraguirre)

Temas

Lee También

Comentarios