Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

El pacto que urge

Por: Pablo Latapí

El pacto que urge

El pacto que urge

Mal deben estar las cosas cuando en año electoral las propuestas de los partidos políticos tienen que ver con el combate a la corrupción.

Pero mucho peor deben estar cuando TODOS esos partidos vienen de escandalosas historias de corrupción, públicamente conocidas y señaladas, y que en la gran mayoría de los casos no se han castigado.

Sus autores siguen deambulando por la vida pública acarreando sólo el descrédito y no un castigo.

Y le pegan en el clavo cuando señalan la corrupción como el origen de muchos de nuestros males porque son recursos que al irse a la bolsa de políticos y gente cercana a ellos no han llegado a paliar los enormes problemas del país como la pobreza, la pésima educación y la falta de servicios de salud.

Otro país sería éste si ese dinero hubiese llegado a donde debería.

Pero si le dan al clavo al señalar la corrupción, entonces el martillo que empuja ese clavo es la impunidad.

Antes de la aplicación del nuevo sistema judicial sólo se castigaba uno de cada 100 delitos (de todos los órdenes); la cifra debe ser ahora alarmantemente inferior.
Se antoja que la gran tarea de quien aspire a gobernar un Estado como Jalisco debería ser convocar al “Gran Pacto a favor de Justicia”. Convocar al Poder Legislativo y al Judicial para emprender una auténtica y efectiva cruzada en favor de la aplicación del Estado de derecho.

A los diputados les correspondería promulgar aquellas leyes y reglamentos que permitan la aplicación de la justicia, y (muy importante) derogar todos aquellos que se utilizan como argucias legales para frenarla.

A los jueces, a partir del Supremo Tribunal del Estado, buscar entre ellos (debe haberlos) a quienes por ética y convicción personal, estén a favor de hacer justicia, y que quieran tener la capacidad de ignorar todo lo que sospechosamente se hace para alentar y entorpecer la justicia.

Y al propio futuro gobernador le correspondería enfocar sus procuradurías y ministerios públicos efectivamente a buscar que se haga justicia. Estar alineados y perfectamente capacitados para jugar el papel que les corresponde en el nuevo sistema de justicia.

El pacto se puede convocar a partir de un puñado de hombres y mujeres en cada poder dispuestos a hacer ese gran esfuerzo y difundirlo a sus áreas de competencia.
Jalisco podría convertirse después de un tiempo en un gran paraíso de procuración y aplicación efectiva de la justicia, que podría atraer casos de todo el país, exactamente a la inversa de lo que ocurre ahora en que muchos recursos legales se fincan en lugares donde la corrupción permite la impunidad.

Convocar a ese pacto sería una gran tarea que pondría al futuro gobernador en la tarima de los estadistas, y no como hasta ahora la de los meros actores políticos, algo que le urge al país desde hace décadas.

Temas

Lee También

Comentarios