Sábado, 27 de Febrero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El medioambiente en el Plan Nacional de Desarrollo

Por: Eduardo Santana Castellón

El medioambiente en el Plan Nacional de Desarrollo

El medioambiente en el Plan Nacional de Desarrollo

El resumen de 63 páginas del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (no pude encontrar en línea la versión extensa de 298 páginas) presenta una visión muy esperanzadora en su epílogo: - “En 2021 … Se habrá garantizado la preservación integral de la flora y de la fauna, se habrá reforestado buena parte del territorio nacional y ríos, arroyos y lagunas estarán recuperados y saneados; el tratamiento de aguas negras y el manejo adecuado de los desechos serán prácticas generalizadas en el territorio nacional y se habrá expandido en la sociedad la conciencia ambiental y la convicción del cuidado del entorno.” La esperanza es necesaria pero no suficiente.

Al analizar el documento para ver cómo se logrará ese futuro estado de bienestar socio-ecológico no pude encontrar propuestas concretas, factibles y realistas; peor aún- ¡ni siquiera se le dedicaron una sección del documento! No se demuestra una comprensión del funcionamiento de los ecosistemas de los cuales depende la sociedad mexicana para prosperar. El resumen no da confianza que la visión para 2024, ya que el tema socio-ecológico es mencionado someramente según se ejemplifica en el uso de palabras claves sobre el tema.

1. El documento no incluye una sección individual sobre la naturaleza, el medio ambiente, los recursos naturales y los servicios ecosistémicos que son la base para la salud pública y el desarrollo socio-económico. El tema no se trata de forma transversal en todas las secciones; más bien no se prioriza.

2. Al parecer, el mar, el océano, las montañas, los ríos, los lagos y los bosques de México no tienen relevancia, ya que no ameritaron ser analizados como componentes ambientales que requieren atención específica gubernamental.

3. Si bien menciona “desarrollo sostenible” en 5 ocasiones, se omite por completo el análisis integral del componente ecológico como uno de los tres elementos de la sustentabilidad (que son ecológico, económico, y social, incluyendo este último los elementos políticos y culturales).

4. Nunca menciona los problemas de contaminación de agua, suelos y aire, cambio climático, calentamiento global, efecto invernadero, acidificación oceánica, desertificación y erosión, entre muchos otros a los que se enfrenta el país.

5. Nunca menciona las palabras ecosistema, servicios ambientales, silvestre, y otros términos que demuestren una comprensión de la relevancia de los procesos ecológicos para el desarrollo nacional y el combate a pobreza y la inequidad.

6. Se mencionan superficialmente una vez las palabras “ecología” “medio ambiente” “suelo” y “biodiversidad.”

7. No se menciona la palabra “fértil” más allá de ser las letras insertas en la palabra “fertilizante” en afirmaciones sobre su producción y aplicación.

8. Se menciona “naturaleza” o “natural” solo 2 veces en lo relativo a medio ambiente cuando afirma que- “Los técnicos … aprenderán de la sabiduría de las personas que han convivido con la naturaleza…” y “Propugnamos un modelo de desarrollo respetuoso del… hábitat, … defensor… del ambiente natural… consciente de las necesidades de los habitantes futuros del país, a quienes no podemos heredar un territorio en ruinas.”

9. Las acciones de impulsar prácticas agroecológicas y sustentables, la conservación del suelo, el agua y la agrodiversidad; sistemas de energía renovable rurales, prácticas de producción sustentables, y la conservación de la biodiversidad, se mencionan de forma superficial y sin líneas concretas de acción.

Esperemos que el resumen no refleja el Plan en su totalidad. Las omisiones en el texto del Plan, se traducirán también en omisiones en la asignación de presupuesto, de personal y de compromiso, lo que lamentablemente ocasionará lo opuesto de lo que desea evitar- “dejar un territorio en ruinas para las futuras generaciones.”

Temas