Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018
Ideas |

El dinero público tirado a Twitter

Por: Ivabelle Arroyo

El dinero público tirado a Twitter

El dinero público tirado a Twitter

No sé si Enrique Alfaro gastó 24 millones de pesos en Twitter y en Facebook porque no entendí nada de la petición de transparencia que solicitó otro diario de esta ciudad para saber cuánto había gastado el ex alcalde en redes. 

La redacción es confusa y a la nota le falta rigor, pero eso no es culpa toda del periodista: la dinámica de las leyes de transparencia conduce a un circuito enredado de laberintos burocráticos incomprensibles. Entre eso y el poco rigor didáctico de la nota, me pierdo y ya no entendí.

Pero no importa, porque el hecho de que sean 24 millones, o 100 mil o dos pesos, no es lo relevante. Lo que llama la atención y hay que agradecer de ese trabajo periodístico, es primero, registrar que se pague a una empresa para llevar la estrategia de redes cuando hay ya un área de comunicación social que pagan los ciudadanos. Eso implica ineficiencia en el gasto, duplicidad de funciones y hasta triangulación de pagos porque a Facebook y a Twitter todo mundo les paga directamente, menos, ya vimos, los gobiernos. 

Eso es lo primero que llama la atención, pero lo verdaderamente importante es el contenido de esa comunicación y el alcance de esa estrategia. Los gobiernos necesitan comunicar. El hecho de que los políticos estén mareados y crean que comunicar significa sacarse fotos mientras trabajan no quiere decir que hay que anular la comunicación institucional del todo. No. Los gobiernos necesitan informarnos sobre el frío, sobre las alertas meteorológicas, sobre los programas sociales, sobre los números para solicitar atención policiaca, sobre las vacunas para niños y ancianos, sobre el dengue, sobre las calles cerradas por obras, sobre la ruta de ciclopistas, sobre las inscripciones escolares, sobre las conductas que ameritan infracción, sobre la correcta separación de la basura. Esas cosas. 

Pero no. Los gobiernos no hacen eso. La página de Facebook del Ayuntamiento de Guadalajara es más o menos institucional y aunque deja qué desear, le hace la lucha con información útil: un programa de becas para chicos de preparatoria, un maratón, cursos para aprender a usar Excel y cositas de turismo. Sin embargo, no se le ve que le metan dinero. Dos comentarios. Consejos para el frío veinte veces compartidos.

En cambio la página del ex alcalde… No les quiero decir. Una foto de él en campaña puede ser 450 veces compartida en Facebook. Una foto normalita, sin que esté besando a nadie, una imagen aburridísima de él en un mitin es un éxito viral.

Entonces a ver, ¿los gobiernos destinan millones de pesos para que nadie se entere de que hay unas becas para preparatoria? Una de dos, o Enrique Alfaro destina más dinero a su promoción en Facebook que los Ayuntamientos de Guadalajara y Zapopan, o destina poco pero es más eficiente —muchísimo más eficiente— para comunicar. En cualquiera de los dos casos, el dinero que va a las redes de nuestras instituciones, sean dos pesos o muchos millones, parece dinero tirado a la basura.
 

Temas

Lee También

Comentarios