Martes, 04 de Octubre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Egipto no se raja

Por: María Palomar

Egipto no se raja

Egipto no se raja

El jueves pasado se llevó a cabo en Egipto la inauguración de una obra monumental: la restaurada Avenida de las Esfinges, también conocida como el sendero de los dioses, una vía de más de 3000 años que conecta los templos de Luxor y Karnak (distantes unos dos kilómetros entre sí) y que está flanqueada por más de mil estatuas de esfinges y carneros. Ese camino, pavimentado con bloques de cantera, se usaba antaño anualmente para un festival llamado “opet”, que se celebraba el segundo mes de la temporada de inundaciones del Nilo. Tras la caída del antiguo Egipto, la vía quedó abandonada y fue egullida paulatinamente por la arena, y sólo a partir de mediados del siglo XX comenzaron a redescubrirse las estatuas a ambos lados.

Bueno, pues dados que son los egipcios a conmemorar su historia, y aficionado el actual faraón, el señor llamado el-Sisi (en serio) a recrear episodios gloriosos del pasado (¿suena conocido?), pocos meses después del tan inolvidable cuanto esplendoroso paseo del puño de momias por El Cairo (eso fue en abril), y tras semanas de intensa labor en el equivalente egipcio de los estudios Churubusco, estuvo listo el vestuario y el atrezzo del nutrido contingente que desfiló en este nuevo alarde coreográfico-turístico-nacionalista.

Y es que, informado que fue Sisi emperador por sus eficaces servicios de inteligencia de que el tlatoani del hemisferio opuesto preparaba un magno desfile revolucionario-cuatritransformado-castrense, clamó que no hay cananas, carrilleras, adelitas ni trenes que puedan opacar las glorias del Nilo (no, no es nombre de pulquería), y que oraverán.

Entonces, en una especie de versión culturosa de Siempre en Domingo, allá por el minuto 45 de la grabación en youtube del histórico acontecimiento* (para los morbosos: the whole enchilada dura la friolera de dos horas con cuatro minutos) los equivalentes egipcios de Mijares y Lucerito cantan sentidas canciones vernáculas, y por fin a eso de la hora y media ¡que empieza el desfile! (para quien quiera sólo ver fotos, hay unas estupendas**). Abre la marcha un lucido contingente de hileras largas de púberes canéforas y garridos efebos que llevan unas como garrochas luminosas tipo espada de La Guerra de las Galaxias y hacen con ellas tablas gimnásticas estilo Miss Cuca.

Participan centenares de bailarines, así como coros y orquestas, y unos fornidos mozos que llevan a cuestas de una punta a la otra del camino (como indican los jeroglíficos que ocurría en la antigüedad) TRES refulgentes barcos dorados TRES, que son las naves de la divina Triada Tebana: Amún-Ra, su consorte Mut y su retoño Khonsu. Y así sigue por el estilo, con distintos cuadros de baile y música, algunos hasta navegando en barcazas (doradas, claro). También sale un como Herodes de pastorela que canta algo medio operístico, sin duda recuperado de las inscripciones de las pirámides.

Entre 1984 y 2000 se logró hallar el trazo de todo ese recorrido, lo cual dio pie a gigantescos trabajos de excavación. Y, para que siga todo esto sonando conocido, las obras, cuyo costo sin duda quedó protegido por tremendo decretazo, implicaron arrasar centenares de casas y edificios (como es desierto, no había árboles). Al señor Sisi, sentado en cómoda butaca, no se le borró la sonrisa en todo el acto. Y bueno, nimodo, no queda duda: Faraón 2-Tlatoani 0.

*https://www.youtube.com/watch?v=sL36V1FFhhU&t=696s (la transmisión empieza por el minuto 10, el desfile como por la hora y media.)

**https://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-10242869/Egypt-celebrate-grand-reopening-3-000-year-old-Avenue-Sphinxes-TODAY.html
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones