Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Diario de un snob

Por: El Duque De Tlaquepaque

Diario de un snob

Diario de un snob

* Recordando a Don Leopoldo I. Orendain

* ¡A 120 años de su natalicio!

* Inigualable cronista de “cosas de viejos papeles” tapatíos

* Descendiente de un antiguo y señorial linaje

La otra tarde viendo un bellísimo catálogo de EUGENIA RENDÓN DE OLAZABAL que durante una exposición en París nos había obsequiado de su exquisito trabajo como fotógrafa de altos vuelos además de internacional y mundana como pocas mexicanas la frecuentamos mucho y nos la topábamos ya fuera en París o en NY más a menudo que en Cd. de México, de allí  nos vino a la mente EULALIA RENDÓN de ROSILLO la que, a su vez veíamos muy seguido en su apartamento de Lomas Altas, a VÍCTOR su hijo gran amigo nuestro y vecino en Col. Condesa por igual y desde los tiempos en que con SOLANGE FAVIER hacían una pareja simplemente sensacional ¡y glamurosa!... Personajes fuera de serie que reconfirman mi teoría de que hasta no hace muchos años Guadalajara era mil veces más cosmopolita de lo que es hoy (o al menos la gente interesante se movía mucho más)... En mis divagaciones recapitulé que todos los mencionados eran familiares y no de una familia cualquiera sino de los ORENDAIN  así pues me vino a la mente ese gran erudito sobre temas tapatíos como lo fue Don LEOPOLDO I. ORENDAIN y GUTIÉRREZ RIOSECO sorpresa mayúscula al revisar su biografía que por estas fechas debería estar cumpliendo ¡120 años de edad! Nació un 23 de Enero de 1898 y falleció por 1972.

Desde niños nos regocijábamos con cualquiera de los tres tomos de su obra clásica por excelencia “COSAS DE VIEJOS PAPELES” en donde de una manera casi imperceptible desliza un tema que intercala con otro lo que lo hacía extremadamente ameno y aún a la fecha lo gozamos cada vez que leemos algún texto aparte de los ya mencionados. Cualidad que sólo hemos encontrado en los textos también históricos que en su tiempo escribiera Don PEDRO ROMERO DE TERREROS marqués de SAN FRANCISCO o bien, Don JOSÉ R. BENÍTEZ... Don LEOPOLDO ORENDAIN descendiente de una antiquísima familia aposentados en sus haciendas y minas de la región de La Magdalena desde el S. XVII emparentaron con los grandes terratenientes como los FERNÁNDEZ DE HIJAR Y BRACAMONTE, con los PALOMINO, los VARGAS MACHUCA, los ESPINOZA DE LOS MONTEROS y otras más del mismo orden. Con el paso del tiempo y como sucedía con tantas familias verdaderos aristócratas del campo, se acabaron mudando a Guadalajara convirtiéndose en no más elegantes, sino más urbanos; como prueba aún debe estar en el MUSEO REGIONAL el elegante carruaje en que se transportaban de sus haciendas con el escudo de armas en las portezuelas.

Al instalarse en la capital tapatía -según nos narra Don JOSÉ R. BENÍTEZ- los ORENDAIN tomaron al menos dos elegantes domicilios... Don ZENÓN ORENDAIN MERCADO y Doña GABRIELA ORENDAIN VARGAS con sus hijos TOMÁS y MANUEL un colonial caserón que ya no existe obviamente en la antigua calle del Carmen (hoy Av. Juárez) entre Ocampo y Donato Guerra y la familia de Don FELICIANO ORENDAIN MERCADO y Doña MICAELA ORENDAIN un colonial palacete que había pertenecido a los SÁNCHEZ LEÑERO, a Don AGUSTÍN BERMÚDEZ, a Don SIMÓN ARAUJO y a Doña LUISA GALLARDO... al adquirirla Don FELICIANO y Doña MICAELA deciden transformarla y redecorarla al punto que se le comenzó a llamar el Palacio Orendain en la esquina de Carmen y Palacio (hoy Av. Juárez y Corona). Allí vivió sus mejores días la familia de nuestro personaje de hoy junto a sus hermanos entre los que cito a FRANCISCA, VIRGINIA, CONCHA, NATALIA, MIGUEL, ODILON, LEOPOLDO y ZENAIDA... el palacete estuvo en pie con sus originales dueños hasta 1942, al morir la última de las “Águilas Imperiales” como les apodaban a CONCHA Y A NATALIA por su perfil aristocrático y por inaccesibles. Así, la última de ellas pasó recordando viejos tiempos en que la señorial casona se abría para ofrecer cenas, bailes y tés a la crema y nata de aquella sociedad que ya solo existía en la memoria o en las películas de JUAN BUSTILLO ORO... abanicándose con suma elegancia vio desde su balcón el tiempo pasar y ella como su hermana a pesar de ser muy ricas y en su juventud bastante agraciadas no “tomaron estado” pasando sus bienes a sus sobrinos y sobrinos nietos que constituyeron familias como los ORENDAIN Y FDZ. SOMELLERA, ORENDAIN GARAGARZA, ORENDAIN Y GTZ. RIOSECO, GONZÁLEZ LUNA ORENDAIN, los FAVIER ORENAIN, DE OBESO ORENDAIN, ORENDAIN ROSALES, RENDÓN ORENDAIN y MARSEILLE ORENDAIN y los que a su vez descienden de esta antigua y prolífica familia tapatía.

Temas

Lee También

Comentarios