Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Década perdida

Por: Aurelio López Martínez

La armadora amarilla francesa siempre ha mantenido vínculo con la máxima categoría dominando a finales de los años setenta y principios de los ochenta con sus motores turbocargados, pero después de malos resultados abandonó el circo para dedicarse a tan sólo proveer motores para otras escuderías.

Renault regresó como equipo oficial en 2002 cuando compró la escudería de Benetton y, aunque les costó trabajo, pronto lograron ser competitivos culminando con dos campeonatos mundiales en 2006 y 2007 con Fernando Alonso detrás del volante; sin embargo la falta de inversión por parte de los franceses en infraestructura y tecnología se tradujo a menos velocidad en pista y la imposibilidad de retener talento factores que al final sellaron el destino de la escudería que pasó a diferentes manos 2011.

El director de la escudería, Cyril Abiteboul, asegura que de haber mantenido el nivel de compromiso que ejercía la armadora la década pasada los triunfos hubieran continuado, pero que al haber abandonado el serial cuando lo hicieron nunca esperaron cambios tan drásticos dentro de la Fórmula uno.

La introducción de los motores híbridos es tan sólo un componente de los múltiples factores que hacen del serial actual completamente distinto al competido hace 10 años, aunque admito que después de tan sólo dos temporadas la escudería comienza a cosechar los frutos de inyecciones masivas de capital e incontables horas de investigación y desarrollo.

Creo que la capacidad financiera de aquellos que se atreven a buscar fortuna dentro de la máxima categoría es, sin duda, una variable importante, pero no garantiza el éxito.

Sólo tenemos que analizar el rendimiento y resultados del multimillonario intento de Honda por vencer en la cima del automovilismo para entender que a diferencia de otros negocios o disciplinas no todo lo que fabriques de oro brillara en la pista.

Abiteboul argumenta que los equipos actuales tienen más de una década de ventaja sobre su escudería, pero asegura que los resultados no están lejos de materializarse y que 2018 puede ser el año en que los monoplazas amarillos sorprendan al resto, sobre todo con los pilotos que mantiene en su alineación. Nico Hülkenberg ha demostrado ser confiable y atinado cuando describe la puesta a punto de su auto y Carlos Sainz creo que está listo física y mentalmente para consolidar su velocidad y pertenencia en el circo.

Preguntas y comentarios @desdepista

Temas

Lee También

Comentarios