Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Crista Aun

Por: Maya Navarro de Lemus

Crista Aun

Crista Aun

Licenciada en Educación, egresada de la Universidad de Guadalajara, lectora por obsesión y escritora de vocación. Hija de padre mazatleco y madre juarense, nació en Culiacán, Sinaloa, el 20 de julio de 1971, convirtiéndose en la menor de tres hermanos. Corre por mis venas sangre libanesa de la cual siempre me sentiré orgullosa.

“Mis primeros años de vida transcurrieron en la Ciudad de México. En 1981, mi familia se mudó a Ciudad Juárez, lugar que me vio crecer y cuyo dinamismo me amplió la visión ante la vida y su complejidad. En 1992, partí sola a la ciudad de Monterrey, Nuevo León, con el propósito de estudiar leyes, sin embargo, el destino tenía un proyecto distinto para mí. En séptimo semestre me vi obligada a dejar la carrera inconclusa y regresé a casa. Por un tiempo vivimos en Oklahoma, para después asentarnos una vez más en la Ciudad de México. En 1996, me casé con el hombre, que al día de hoy, ha sido el mejor compañero de vida. Recién casados vivimos siete meses en Guadalajara, después, su trabajo nos llevó de regreso a Culiacán. La misma tierra que me vio nacer, fue testigo del nacimiento de mis dos hijos. Nueve años después, regresamos a Guadalajara, lugar en el que vivimos desde hace doce años.

En la búsqueda por reencontrar mi individualidad, me propuse obtener una carrera profesional y elegí la Educación como camino. La Universidad de Guadalajara me ofreció la modalidad virtual y sin duda fue la mejor opción. Fueron cuatro años que se trascurrieron como ocho, pero al final, logré titularme con excelencia académica. Con este reto descubrí que lo que me más me satisface, es el hecho de estudiar, así que decidí continuar mi preparación, cursando el diplomado en Creación Literaria en la Escuela de escritores de Guadalajara: SOGEM.

La escritura siempre ha sido para mí un escape, una forma de catarsis, pero, gracias a lo que maestros como Carolina Aranda, Mario Heredia y Martha Cerda me han enseñado, encontré la estructura y disciplina que esta profesión requiere.

En su mayoría, mi obra está conformada por cuento y minificción en los que narro sucesos ficticios de realidades abrumadoras. Escribo porque es mi pasión, porque tengo la necesidad constante de comunicar, porque es con la literatura como toco límites, hago denuncia, invito a la reflexión y porque es con la escritura como pretendo entablar un diálogo.

Disfruto que los personajes me hablen y dejarlos ser, para luego, ser el vínculo que explore su condición humana. Estoy consciente que el camino de la escritura es difícil; que para que una luz brille sobre uno de mis textos, veré mas de cien velas apagadas, mas no importa, el placer de escribir no entra en la competencia, ese lo obtengo cada vez que abro un libro, cada vez que escribo una coma, un punto y seguido.

Como reconocimientos que me alientan a seguir adelante tengo: Primer lugar Microcuento GDLee 2015. Mención especial en el I Premio de Ciencia ficción Fahrenheit 2015. Primer lugar Encuentro de Minificción Raúl Aceves 2017. Finalista del II Certamen Nacional de Cuento Nada que fingir 2017 y el Tercer lugar en el III Certamen Literario Internacional Pretextos por Escrito 2017. Además, he tenido el placer de publicar ensayo de contenido didáctico, así como cuento y mini ficción, en revistas literarias como: Caleidoscopio XII, i-letrados, Pretextos Literarios por Escrito y La Sirena Varada. Logros todos que comparto con mi familia, ya que, sin su apoyo, nada sería posible.

Infinitas gracias por este espacio tan valioso que sin duda enaltece la frase acuñada por Simone de Beauvoir: “El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”.  Dejo aquí una minificción, para que sea a través de las letras como mejor me conozcan”.

Voces en la intimidad

Recostada se abrió la bata como quien expone el alma, con un susurro le permitió acercarse. Él no titubeó ni un segundo, le acarició los pechos centímetro a centímetro. Ella se dejó recorrer, cerró los ojos conservando el pudor. En la oscuridad de aquel recato lo escuchó decir: Lamento confirmarlo, el cáncer se ha propagado. —CRISTINA AUN.

Llectora. Esta es su obsesión en la vida y es escritora por vocación.

Temas

Lee También

Comentarios