Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 14 de Octubre 2019
Ideas |

Condonados y condenados

Por: Diego Petersen

Condonados y condenados

Condonados y condenados

Uno de los problemas de la justicia en México, y eso incluye a los medios, es que somos más rápidos para juzgar que para investigar. El “mátalos en caliente y después averiguas” que Porfirio Díaz envió a Mier y Terán tras una rebelión en 1879 fue luego utilizada por Villa en la Revolución (“Fusílenlos, luego viriguamos”) y se instauró como cultura política hasta nuestros días. Eso es lo que hace el presidente en las mañaneras con los que le caen mal (el caso más reciente fue la falsa acusación contra el ministro José Ramón Cosío por apoyar al grupo de litigio estratégico) y lo que se hizo ayer con la lista de beneficiados con la condonación de impuestos por parte de las administraciones anteriores.

Entre las beneficiadas y junto a un grupo selecto de empresas, empresarios, políticos y personajes de la farándula, aparecieron algunos personajes de la actual administración como la lideresa de Morena, Yeidckol Polevnsky, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, o la directora de la Conade, Ana Gabriela Guevara. No sabemos si fue autogol o fuego amigo, pero para el caso es lo mismo, pues en ningún momento está claro si los que aparecen en la lista cometieron algún delito o fueron beneficiados de algo ilegal. Más aún: no está claro si lo que les condonaron fueron impuestos o recargos y gastos de cobranza, pues todo se hace en la más profunda opacidad, sin explicitar criterios ni dar explicaciones.

Endurecer el cobro de impuestos me parece una de las mejores acciones del gobierno de López Obrador. Hay sin duda cosas puntuales que merecen ser discutidas. Debe evitarse el abuso de poder y partir siempre de la presunción de buena voluntad del contribuyente, pero este país no saldrá adelante mientras el gobierno no recaude lo que tiene que recaudar. Pero no es con linchamiento público como vamos a transformar la cultura del no pago. Finalmente, todos los de la lista, desde la CFE hasta la señora Polenvsky pasando por Diego Fernández de Cevallos, La Gaviota, el recién finado José José, TV Azteca, el Cruz Azul, el Colegio de México, Ana Guevara, Cuauhtémoc Blanco o el Tec de Monterrey, por citar solo algunos, se acogieron a un programa de negociación con Hacienda a cambio de ponerse al corriente: sabemos cuánto les condonaron pero no cuánto pagaron y ese es el dato importante para saber a quién se trató con justicia, a quién con justicia y gracia y a quién con amiguismo y en contra de los intereses del país. Deberíamos, pues, discutir caso por caso a partir de los datos específicos de cada contribuyente.

Quitarle al presidente y a las autoridades de Hacienda la facultad de condonación hará que se eviten estas negociaciones que, aún presumiendo la buena fe de ambas partes (que, por supuesto está por verse) deja siempre el mal sabor de la discrecionalidad. Lo que habrá que ver es si a la postre quitarles a las autoridades herramientas de negociación no se traduce en una menor recaudación que, hoy por hoy, es el problema más grave de las finanzas públicas del gobierno de López Obrador.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios