Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Con C de Castro

Por: Diego Petersen

Con C de Castro

Con C de Castro

Pues nada, diría mi amiga, que nos cortaron el abecedario. Por andar de acelerado, el lunes publiqué una comparación entre Alfaro y Zamora, (Jalisco de la A a la Z) dando, malamente, por hecho que el senador vendría como candidato del PRI. Y la zeta se convirtió en ce: el candidato es Miguel Castro. Debo una disculpa a los lectores y también el perfil de Castro (coscorrón y chiflidos para el autor).

Difícilmente encontraremos, en cualquier partido, un político tan sencillo de trato como Miguel Castro. Es de carácter tranquilo, fácil, lo menos ostentoso del mundo. Contrastaba en el gabinete de Aristóteles Sandoval, donde algunos secretarios peleaban porque se les asignara suburban, de preferencia blindada y con guaruras, porque sentían que eso los hacía importantes, mientras que Castro anda siempre solo, acompañado por un chofer, en un auto compacto. Lo de Miguel no es pose, así es él, tiene una vocación de servicio nata. Dice que le viene del trabajo en el restaurante de mariscos de su familia, en Tlaquepaque, donde aprendió a atender a los clientes. 

Fue dos veces alcalde de Tlaquepaque, apoyado por Alfredo Barba, que encabeza el grupo de control político de ese municipio. Hace seis años, decidió desvincular su carrera política del grupo Tlaquepaque, no sin costos, pero con la claridad de que su independencia política, por riesgosa que fuera, valía más que la protección de un grupo. Fue electo diputado por un distrito de Guadalajara y coordinador de la mayoría priista en la Cámara. Sus medidas de austeridad, como acabar con las Casas de Enlace y quitar el estacionamiento para diputados en las calles del Centro, fueron agriamente criticadas por sus correligionarios quienes argumentaban que con “esas tonterías” estaba matando su carrera política. Tres años después Miguel Castro es el candidato de su partido y sus críticos pelean las migajas en las candidaturas del PRI. Así es la política.

Frente a Enrique Alfaro la candidatura de Castro tiene ventajas y desventajas. La desventaja evidente es la personalidad arrolladora de Alfaro frente a cierta candidez de Castro 

Frente a Enrique Alfaro la candidatura de Castro tiene ventajas y desventajas. La desventaja evidente es la personalidad arrolladora de Alfaro frente a cierta candidez de Castro que lo puede hacer parecer como débil. Sin embargo, es quizá ese contraste lo que puede convertirse en virtud: si el candidato de MC no cuida el tono, Castro puede convertirse en opción para quienes no gustan de la estridencia política. 

El fuerte de ambos es el contacto personal, por lo que veremos campañas muy de tierra, con poca publicidad exterior, y mucho trabajo, y dinero, invertidos en la operación política, el análisis de datos y presencia en redes sociales. 

Temas

Lee También

Comentarios