Jueves, 28 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Chivas: La Oportunidad

Por: Pablo Latapí

Chivas: La Oportunidad

Chivas: La Oportunidad

Chivas es uno de los grandes activos o propiedades de la Zona Metropolitana: de la que llamamos La Gran Guadalajara.

Más que una marca es una institución y como tal juega un papel importante en la cultura mexicana.

Bien visto, es el único equipo con sello de “nacional” sin ser de la CDMX. Los otros son Cruz Azul, Pumas y América.

Y tiene un carácter eminentemente nacional. 

Más allá de filias o de fobias futboleras resulta decepcionante que desde hace varios años, por las circunstancias que usted guste, el equipo viva una serie de crisis recurrentes de malos resultados y mal desempeño que lo mantienen lejos de los lugares protagonistas del futbol mexicano y provocando día a día la decepción y el enojo de los aficionados.

Y los dueños y directivos insisten en aplicar invariablemente la misma receta. Buscar un director técnico que como varita mágica resuelva en una temporada una inercia negativa de meses si no es que de años.

Quizás ha llegado el momento de pensar diferente.

Haciendo honor al enunciado “Jalisco Tierra de Innovación”, bien podría el equipo pensar en buscar caminos alejados de la forma tradicional de dirigir un equipo.

¿Por qué invariablemente dejar toda la responsabilidad en manos de un solo hombre, cuando desde hace décadas vivimos la era del trabajo en equipo?

Bien podrían en Chivas “Pensar fuera de la Caja”, cambiar de paradigma, como dicen los cánones de la innovación.

Se podría por ejemplo mirar hacia otros deportes, como el futbol americano de la NFL, donde si bien hay un entrenador en coach, tiene casi a la par un coach defensivo (pensando exclusivamente en defender la portería) y un coach ofensivo (enfocado ciento por ciento en cómo anotar).

Podrían esos coaches invitar a jugadores en activo con probada experiencia y liderazgo a compartir la responsabilidad de la estrategia y sobre todo de su ejecución en la cancha. Hablamos hoy en día de nombres como Mier, Briseño, Molina y Peralta, entre otros.

Se podría también, como hacen ya la mayoría de los equipos del baseball profesional de los Estados Unidos, hacer un seguimiento milimétrico de las estadísticas y enfocarse a medir, evaluar y provocar que todos los jugadores busquen que los balones que pasan a otro jugador sean efectivos y puedan realmente contribuir a tener un futbol ofensivo y enfocado a resultados.

Las herramientas están ahí.

La Gran Guadalajara se destaca por la cantidad de jóvenes y a veces no tanto que son unos magos en el manejo de estadísticas y algoritmos.

¿Por qué no probar?

No se puede perder mucho.

Finalmente el equipo ha arrastrado en los últimos años la vergüenza de no consolidarse, y al no haber posibilidades de descender a una segunda división, lo peor que podría pasar sería quedar en último lugar y pagar una multa.

A cambio, se puede ganar todo y revolucionar el futbol moderno.

Total.

platapi@hotmail.com

Temas

Lee También