Viernes, 07 de Agosto 2020
Ideas |

Aplicando el taoísmo

Por: Cesáreo Escobedo

Aplicando el taoísmo

Aplicando el taoísmo

“Dominar a otros es fortaleza. El dominio de sí mismo es el verdadero poder”- Lao Tse. El presente artículo parte de lecturas y pláticas propuestas por mi maestro y buen amigo, el Dr. Guilherme Vasconcelos. Si bien no nos encontramos en un momento de abundancia a nivel global, es un gran momento para generar una introspección de nuestros sistemas de creencias a nivel individual. Para esto, pasemos a contrastar de manera breve los pensamientos occidentales y orientales.  

El mundo occidental siempre ha sido caracterizado por la competencia y la ley del más fuerte. Vivimos inmersos bajo una mentalidad que engloba un hambre de reconocimiento y poder que no tiene fin. Esta misma mentalidad conlleva a nuestra miseria e infelicidad debido a que nada es suficiente por más prosperidad que logremos obtener en nuestras vidas. En lugar de apreciar lo que tenemos e impulsarnos unos a otros, vivimos en una constante competencia con el prójimo y con nosotros mismos. Si bien no escogimos crecer bajo estas reglas, es nuestra obligación moldearlas para vivir en una sociedad más próspera y feliz. 

Contrario a nuestro sistema de creencias occidental, una filosofía oriental presenta una armonía total primero con uno mismo y posteriormente con la naturaleza. Tomemos como ejemplo el taoísmo. El taoísmo surgió en el siglo VI A.C. como una filosofía presentada por Lao-Tse durante una época de caos para China. Esto, debido a que la dinastía Zhou perdía su estabilidad y no faltaban guerras, crisis económicas ni desastres naturales. Algo no muy diferente a la inestabilidad en la que nos encontramos actualmente. 

El Tao Te Ching, el texto literario por excelencia taoista, significa “el libro clásico del camino y la virtud”. Dicho texto puede leerse en treinta minutos, pero para entenderlo en su totalidad probablemente se necesiten treinta vidas. Entre sus lecciones principales podemos encontrar el amar la vida en todas sus facetas, ser compasivo y practicar la introspección constante para poder fluir. Cabe recalcar lo señalado por el poeta estadounidense Mark Strand, quien postuló que somos hasta donde sabemos, la única parte del universo consciente de sí misma. Esto hace de la vida una rareza y un motivo de agradecimiento perpetuo que en lugar de competir se centra en construir.  

Algunas de las grandes filosofías, como el taoísmo, han surgido históricamente en tiempos de incertidumbre y conflicto. Una crisis abre paso a nuevas y mejores mentalidades, lo cual significa que tenemos la oportunidad perfecta para reinventarnos y adaptar nuestras mentes al sinfín de retos que nos rodean. Un nuevo orden mundial llama a mejores y más sólidas creencias. Al darnos cuenta que la prosperidad que anhelamos a nivel social se encuentra al otro lado del mejoramiento personal podremos fluir. 

Temas

Lee También