Lunes, 01 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

AMLO, ahora sí tiene razón

Por: Daniel Rodríguez

AMLO, ahora sí tiene razón

AMLO, ahora sí tiene razón

El 29 de febrero del año pasado se conoció en Estados Unidos la primera víctima a consecuencia del COVID. Hoy, los infectados son 28 millones de personas y los decesos alcanzan el medio millón (casi dos por ciento de afectados). En México, donde los efectos de la pandemia surgieron al mismo tiempo, dos millones de personas han resultado contagiadas por el Covid, y los decesos llegan a los 180 mil (casi diez por ciento). La diferencia -en forma proporcional- es mucha y a la vez comprensible, pero no justificable.

Joe Biden desde los primeros días de su administración se puso como objetivo vacunar a 100 millones de personas antes del 20 de abril. Hasta esta semana se habían distribuido 75 millones de dosis y aplicado 63 millones, por lo que es factible que se cumpla con la promesa.

En México el caso es diferente, a cuentagotas se han recibido las vacunas -muy al margen de los protocolos de prevención distribucion y aplicacion que han sido criticados por falta de planeación- y no por culpa del país, sino por un acaparamiento que la semana fue denunciado por el presidente López Obrador. Dijo que el 80 por ciento de las dosis disponibles han sido monopolizadas por diez países y que 120 naciones no tienen ni una sola dosis. “Es lamentable, reprobable y no pude pasar desapercibido”, agregó. Y en esta ocasión, tiene toda la razón.

Aunque la Organización Mundial de la Salud y su mecanismo COVAX ya planea una distribución de casi 340 millones de dosis -a más tardar en marzo- entre los 187 países de este programa, su aplicación parece poco equitativa ante una crisis de esta magnitud que ya tiene un año afectando al mundo.

El domingo pasado Anthony Fauci, el principal consejero de salud de Joe Biden, dijo que la pandemia “es terrible, es horrible, es algo que quedará en la historia”. Y es precisamente cuando uno piensa en los imponderables a los que la humanidad se puede enfrentar. Para cuando surjan esas contingencias o eventualidades deberían los organismos mundiales prever diferentes escenarios y que para combatirlos se actúe de manera equitativa y que sea por cuestiones humanitarias, no económicas, que se apliquen los protocolos correspondientes. ¿Usted, qué opina?.