Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 07 de Diciembre 2019
Ideas |

25 años de utopía neozapatista

Por: Rubén Martín

25 años de utopía neozapatista

25 años de utopía neozapatista

Hace 25 años, el 1º de enero, la irrupción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas, declarando la guerra al Estado y al Ejército mexicano, no sólo echó a perder la fiesta neoliberal de la integración a Estados Unidos a través del tratado comercial, al mismo tiempo transformó la política mexicana y produjo un enorme cambio en la izquierda antisistémica y anticapitalista mundial.

Si bien el EZLN nació hace 35 años como un grupo guerrillero tradicional, su contacto con las comunidades mayas chiapanecas lo convirtieron en un grupo armado distinto a otras guerrillas latinoamericanas. En el contacto con las comunidades mayas ocurrió la primera transformación de este proyecto político.

La otra transformación ocurrió tras el alzamiento del 1º de enero de 1994 y la guerra que el Gobierno mexicano desató contra el EZLN. En las movilizaciones de la sociedad mexicana para exigir el cese de la guerra y las negociaciones de paz, los neozapatistas aceptaron dialogar y escuchar a la sociedad civil. Fue entonces que guardaron las armas (no se desarmaron) y aceptaron el diálogo con el Estado que dio paso a los Acuerdos de San Andrés Larráinzar. Pero estos acuerdos fueron traicionados por los tres partidos que luego firmaron el Pacto por México: PRI, PAN y PRD.

Luego de la traición de la clase política anunciaron que dejarían de tener contacto con el Gobierno y se centrarían en construir la autonomía en sus comunidades. Al mismo tiempo, han dejado claras sus diferencias con la izquierda electoral: antes con el PRD, y ahora con Morena. La izquierda electoral busca reconstruir el Estado capitalista, el EZLN quiere desmoronar esa institución y construir otra sociedad.

Por eso llaman la atención las críticas que el EZLN recibe por cuestionar y anunciar su oposición al proyecto de Andrés Manuel López Obrador. A nadie deben sorprender esas críticas: desde siempre han dejado claro que se trata de proyectos políticos distintos.

Hay acusaciones absurdas contra el neozapatismo, como que por cuestionar la llamada Cuarta Transformación, le hacen el juego al PRI y al PAN. Como si el EZLN no hubiera sido crítico de los gobiernos de la partidocracia tradicional, además de enfrentar la guerra que los gobiernos de esos partidos desataron contra las comunidades mayas organizadas en torno al EZLN.

Más allá de las críticas absurdas, sin sustento o mal intencionadas, el neozapatismo ha logrado afirmarse como una fuerza política fundamental en México. En estos 25 años han caminado en su propia utopía: construir una sociedad distinta a la capitalista y al sistema político liberal que la legitima, bajo los principios del mandar obedeciendo: 1) servir y no servirse, 2) representar y no suplantar, 3) construir y no destruir, 4) obedecer y no mandar, 5) proponer y no imponer, 6) convencer y no vencer, y 7) bajar y no subir.

En estos 25 años han afianzado su autonomía económica y han creado sus sistemas autónomos de salud y educación, a través de sus formas autónomas de gobierno: pueblos, municipios autónomos y Juntas de Buen Gobierno.

A pesar de las adversidades que advierten, a pesar de señalar que siguen caminando solos, la construcción de la utopía zapatista en estos 25 años a través de la resistencia y la rebeldía, sigue mostrando el horizonte a otras organizaciones y sujetos que quieren otro mundo posible, distinto al capitalista.

Temas

Lee También