Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Noviembre 2019
Ideas |

-“…en la madre…”

Por: Jaime García Elías

-“…en la madre…”

-“…en la madre…”

Como si se tratara de participar en una competencia consistente en soltar pintoresquismos a los cuatro vientos, el ex Presidente Fox reapareció en escena. Lo hizo en ocasión de la Asamblea Nacional, coincidente con el LXXX Aniversario de la fundación del Partido Acción Nacional (PAN), y en la parte medular de su alocución invitó a la concurrencia a “darle en la madre a la Cuarta Transformación”.

-II-

Aludía, obviamente, a la denominación genérica que el Presidente López Obrador ha dado a su programa de Gobierno. Fox, quien calificó de “tepocatas” y “víboras chirrioneras” a los priistas en la campaña -exitosa, por lo demás- orientada a “sacar al PRI de Los Pinos”, ahora la emprendió abiertamente contra “este falso profeta (que) piensa que tiene la razón en todo”.

Su letanía de epítetos recoge muchas de las expresiones que en corrillos de banqueta o en redes sociales le dedican a López Obrador sus adversarios, que son una cosa, y sus críticos, que son otra. Apela, por otra parte, tanto a la posibilidad de modificar la composición de la Cámara de Diputados en las elecciones intermedias, como a tomarle la palabra al Presidente si, en paralelo con ese proceso, hace efectivo el anuncio de someter la continuidad de su propio ejercicio gubernamental, convocando a la ciudadanía a una posible revocación de mandato. “Si en 2000 juntos sacamos al PRI de Los Pinos -dijo Fox-, en 2021 vamos a sacar a López (Obrador) de Palacio Nacional”.

-III-

Hasta donde alcanza a percibirse, ni la elocuencia de su arenga ni el historial del orador lo han convertido, en efecto, en líder de un movimiento orientado a oponerse, por la vía democrática, al Gobierno actual. No hay señales de que la palabra de FOX conserve el crédito que tuvo cuando fue candidato del PAN a la Presidencia. Parecen ser más las voces que lo descalifican, porque su Gobierno y él mismo dejaron más desencantos que pruebas de su capacidad para gobernar mejor que los priistas en las siete décadas precedentes.

Por lo demás, “sacar a López (Obrador) de Palacio Nacional” sirve para lo mismo que sirvió, en su momento, “sacar al PRI de Los Pinos”... Mientras no se proponga un programa de Gobierno convincente, encarnado en un candidato y en un equipo humano creíble por la historia personal de cada uno de sus integrantes, despotricar contra el gobernante en turno no pasa de ser bravata de fanfarrón de taberna.

Temas

Lee También

Comentarios