Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 23 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

* Turbulencias

Por: Jaime García Elías

* Turbulencias

* Turbulencias

En teoría, Toluca y Necaxa son, en lo que cabe, adversarios propicios para que Atlas y Guadalajara salgan de la crisis con que iniciaron la marcha en el Torneo de Clausura, y enmienden el rumbo.

El Toluca, rival de los rojinegros esta noche en el Estadio Jalisco, no consigue recomponer la figura desde que se limitó a desempeñar el rol de relleno del pastel en la “liguilla” del reciente Torneo de Apertura.

En cuanto al Necaxa, que mañana hará los honores a las “Chivas” en Aguascalientes, no va en detrimento del respeto que merece su historial (el equipo de “Los Once Hermanos”, el primer “Campeonísimo” del futbol mexicano, el protagonista del mítico triunfo sobre el Santos de Pelé, el mejor equipo mexicano de la década de los noventa…), consignar que, desde su destierro de la capital, ha sido más “extra” que protagonista en la película.

*

Al margen del buen deseo de que uno y otro ahuyenten los fantasmas que por ahora los rondan —el Guadalajara, el riesgo de una campaña tan mediocre como la del certamen precedente, cuando se quedó muy lejos de revalidar el título conseguido en el anterior Torneo de Clausura; el Atlas, el consabido tema del descenso—, hay indicios de que los dos planteles se encuentran sometidos a cierta presión sicológica.
Las declaraciones de Matías Almeyda, orientadas a poner las cartas sobre la mesa y a que los más recalcitrantes seguidores del equipo admitan que en la Liga hay planteles mejor armados —no con “buenos jugadores” sino con “grandes jugadores”, según sus propias palabras—, por lo que no es razonable asignar al suyo el rol de favorito ni exigible que se desempeñe como una máquina de ganar partidos, se ha interpretado como una actitud pusilánime; como simple “paro”; como el clásico “curarse en salud”…

*

Por lo que hace al Atlas, al margen de la decisión que finalmente se tome con respecto a la designación del nuevo técnico, las versiones que apuntan hacia el venezolano Rafael Dudamel como candidato, remiten automáticamente, de manera inevitable, a experiencias como las de Miguel Brindisi, Carlos Ischia, Omar Asad, Gustavo Costas y alguno más que se pierde en el polvoriento desván de la memoria, que por su escaso conocimiento del medio fueron aves de paso y no consiguieron dejar huella en la institución, a la que llegaron —eso sí…— con las mejores intenciones.

Temas

Lee También

Comentarios