Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018
Ideas |

* Es el sistema

Por: Jaime García Elías

* Es el sistema

* Es el sistema

Bien dicen que “Algo tiene el agua, donde la bendicen”.

De la Liga MX se dijo la semana pasada que es “la quinta mejor del mundo… en asistencia a los estadios”. Es válida la salvedad, porque el Sport Business Institute de Barcelona, al darle ese rango, no soslayó que en Ligas como la brasileña y la argentina hay equipos de renombre internacional (Corinthians, Sao Paulo, Palmeiras, Vasco da Gama, Botafogo, Flamengo, Fluminense, River Plate, Boca Juniors, San Lorenzo, Racing, Independiente, Rosario Central, Newell´s Old Boys, por poner algunos botones de muestra), dueños de blasones que ni siquiera los más prestigiosos equipos mexicanos tienen.
Y, sin embargo, la Liga mexicana lleva más gente a los estadios.

*

En respuesta del público, reiterémoslo, sólo cinco Ligas en el mundo superan a la mexicana: las de Alemania, Inglaterra, España e Italia, con más de 40 mil, 35 mil, 25 mil y 20 mil espectadores, respectivamente, en promedio por partido. La mexicana, según la misma fuente, pisa los talones a la italiana, por 1113 aficionados por partido.

La semana pasada, cuando se encomiaba la estupenda respuesta de público registrada en los duelos decisivos de la naciente Liga Femenil, se reparaba —era inevitable que se hiciera— en el abismo entre los salarios que devengan los y las futbolistas en México. Allá, en los equipos que actualmente disputan el título —y aun en algunos que se quedaron fuera de la fiesta—, abundan los jugadores que tienen remuneraciones millonarias; acá, los sueldos corresponden al nivel de semiprofesionales que aún tienen las jugadoras.

*

En todo caso, el dato de que la Liga mexicana registra entradas superiores a los de países mejor colocados que México en el escalafón de la FIFA, prueba, de manera fehaciente, que el sistema de competencia vigente, funciona de maravilla.

Los alegatos en el sentido de que los dos campeonatos por temporada deberían abandonarse para volver al tradicional, de un solo campeonato largo en que se otorga el título al equipo que suma más puntos, ni siquiera llegan al terreno de las discusiones bizantinas, porque los aficionados que ya tienen sus buenas horas de vuelo en estas lides están en condiciones de avalar que el sistema que se ha venido afinando desde hace más de veinte años, con todo y sus imperfecciones reales o imaginarias, ha resultado atractivo para los aficionados.

Y eso, al fin, es lo que cuenta.

Temas

Lee También

Comentarios