Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Septiembre 2019
Ideas |

- Temas macabros

Por: Jaime García Elías

- Temas macabros

- Temas macabros

Sin dejar de tener un trasfondo macabro, la familiaridad del mexicano con la muerte, visible en infinidad de manifestaciones culturales -las fiestas de muertos, las ofrendas funerarias, las referencias a la misma en infinidad de canciones y poemas, las “calaveras” satíricas e infinidad de etcéteras-, tiene también un aspecto festivo; lúdico incluso. El mexicano se ríe de la muerte; juega con ella… Otra cosa muy diferente, sin embargo, es el contacto cotidiano del mexicano, no precisamente con “la muerte” en abstracto, entendida como el término inevitable de la vida, sino con el desprecio a la vida del prójimo, que se traduce en crímenes de los que no queda claro si aún son noticia, por ser tantos…, o si, por lo mismo, han dejado de serlo.

-II-

Dos casos…

En uno, el Presidente López Obrador, tras reunirse con familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos hace cinco años -se cumplen el próximo día 27-, les reiteró su “compromiso” de encontrarlos “lo más pronto posible”. El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, a su vez, expresó que, al margen de la “verdad histórica” propuesta en su oportunidad a la opinión pública, se siguen “nuevas pistas, nuevas líneas de investigación”; ofreció “mejores resultados en muy poco tiempo”, y dijo lo que los familiares de los normalistas desaparecidos querían escuchar: “Los vamos a encontrar”.

En el otro, independientemente de los cuatro homicidios que diariamente se cometen en la Zona Metropolitana de Guadalajara  -para un promedio de 120 al mes-, en un predio de La Primavera las autoridades encontraron, la semana pasada, cuatro bolsas con restos humanos. Se trata del enésimo caso de fosas clandestinas descubiertas en los últimos meses, en estas que se preciaban de ser “tierras de Dios y de María Santísima”. Continuaron excavando, y hasta ayer daban cuenta de un total de 119 bolsas… La penosa asignatura pendiente inicial del personal del Servicio Médico Forense consiste en tratar de “armar” los cadáveres -se ignora cuántos puedan ser-, a partir de fragmentos dispersos. Posteriormente, intentar identificarlos. A continuación, determinar, en cada caso, las causas de la muerte. Después, dar con los autores y sus móviles...

-III-

Ya se sabrá si estos asuntos culminan en excepciones a la regla de que la verdad y la justicia son escurridizas por naturaleza. En tanto, vale la sentencia de Siro Publilio, emitida hace veinte siglos: “Daña a los buenos quien es incapaz de castigar a los malos”.

Temas

Lee También

Comentarios