Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

- “Son dos…”

Por: Jaime García Elías

- “Son dos…”

- “Son dos…”

Como en el caso de conocido antigripal que consta de una tableta y una cápsula, “son dos…, se toman juntas”.

-II-

Una: la noticia de que la bancada de Morena (“el nuevo PRI”, según las lenguas de doble filo) presentó formalmente en la Cámara de Diputados el proyecto de la que será -con el tiempo y el ganchito respectivo- la Ley de Austeridad Republicana, hija del compromiso del Presidente electo López Obrador, de poner fin a la tradición de que la clase gobernante se sirva de las arcas públicas con la cuchara grande y deje al pueblo las migajas; una Ley que va desde la reducción de los salarios de los “servidores públicos” de angora hasta la eliminación de las pensiones vitalicias a los ex presidentes, pasando por la incorporación de todos los funcionarios a los servicios públicos de seguridad social; la prohibición de establecer regímenes privilegiados de jubilación, pensión, etcétera, o de regalarse, a cuenta del erario, costosos seguros de gastos médicos; restringir viajes, escoltas o el uso de vehículos oficiales; reducir al mínimo la propag anda oficial, el apoyo para telefonía, combustibles, viáticos, etcétera.

Otra: al suprimirse de un plumazo la presencia de las edecanes o los meseros que tradicionalmente les suministraban café, agua, galletas y demás vituallas que les permitían mantener el cuerpo y el alma juntos mientras sus mentes concebían, depuraban y emitían leyes que harían felices a millones de compatriotas (a los que se honran en representar), diputados y senadores de la LXIV Legislatura están enfrascados en lo que ya denominan El #TupperChallenge (reto Tupper), consistente en que cada quien lleva, muy modoso, muy en consonancia con la consigna de la mentada austeridad, su botellita de agua, su termo con el café, su bolsita de papel o su cajita de plástico con los sagrados alimentos de los que dará cuenta durante su ardua jornada laboral.

-III-

¿Será verdad tanta belleza…?

Para el ciudadano común -las encuestas informales de algunos medios apoyan esa hipótesis-, todo es pura pose; pura demagogia; puro populismo: cuidar las apariencias, en una palabra… La mayoría de quienes toman por asalto un cargo público y aprenden a saltar periódicamente de trapecio en trapecio, obedecen al patrón que trazó magistralmente Don Efraín González Luna: “Llegan a los cargos públicos en busca del beneficio económico al que no podrían aspirar mediante el trabajo honrado”.

Conclusión: o estamos ante un milagro... o tarde o temprano comenzarán a caer las máscaras.

Temas

Lee También

Comentarios