Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018
Ideas |

- “Simulación”

Por: Jaime García Elías

- “Simulación”

- “Simulación”

Fue el efecto multiplicador de los medios de comunicación el que hizo posible que alcanzara el rango de noticia (definida por la Academia como “divulgación o publicación de un hecho”) algo que, en las circunstancias actuales de Guadalajara, tal vez hubiera quedado en calidad de mera ocurrencia trivial o en incidente atestiguado por unos cuantos: la manifestación de protesta de algunos estudiantes de la Universidad de Guadalajara, que colocaron sobre los ojos de las estatuas de la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres, sendas vendas con la leyenda “¿Dónde están?”, en alusión a las tres mil personas que han sido denunciadas como desaparecidas en Jalisco, y particularmente los tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) de quienes no se tienen noticias desde hace casi un mes.

-II-

La autoridad municipal permitió la manifestación, “por respeto a la libertad de expresión” y por considerar “entendibles” los motivos. Y aunque, en cuanto los manifestantes se retiraron, los rostros de los jaliscienses esclarecidos fueron liberados de las vendas, los mismos medios que difundieron el incidente, recordaron la declaración del presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Jesús Varela, en el sentido de que las acciones de la Fiscalía de Personas Desaparecidas –creada recientemente, a raíz de las crecientes presiones sociales–, a tenor de las denuncias, se limitan a ser “una simulación”.

-III-

Alguna vez, cuando el tema de moda era el robo de automóviles o de autopartes en la vía pública, algún funcionario de la entonces denominada Procuraduría de Justicia, reconoció, “out of record”, que la dependencia se limitaba a elaborar, a partir de las denuncias, “atlas” de las zonas en que es mayor la incidencia de tales delitos, porque “ni tiene el personal, ni tiene los recursos, ni tiene los sistemas operativos que inhiban la comisión de esos ilícitos”.

Otra vez, cuando la inquietud social se orientó hacia los crímenes que son noticia por los cotidianos “macabros hallazgos” de cadáveres en la vía pública, sin que –salvo contadísimas excepciones– los cacareados “avances en las líneas de investigación” que supuestamente se abren en cada caso vayan más allá de determinar la identidad de las víctimas (lo que ocurre porque todas las personas tienen nombre y domicilio, y casi todas familiares que las buscan cuando no regresan a casa), el mismo funcionario afirmó que “pedir, considerando nuestras carencias, que la mayoría de las denuncias se investiguen y la mayoría de los delitos se castiguen…, es pedir milagros”.
 

Temas

Lee También

Comentarios