Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Abril 2019

Ideas

Ideas |

- Palabras huecas

Por: Jaime García Elías

- Palabras huecas

- Palabras huecas

Tiempos hubo, Señor Don Simón, en que quien provocara intencionalmente incendios como los tres ocurridos la semana pasada en el Bosque de La Primavera, se exponía a ser sancionado con la pena capital. Nada menos.

(Cuando en México se abolió la pena de muerte -el 9 de diciembre de 2005-, por cierto, Vicente Fox, consciente de estar protagonizando uno de los mil y un capítulos que lo inmortalizarían como uno de los presidentes más grandes -que no “grandotes”- de un país que ha padecido, en cambio, tantos presidentes lamentables, con su vozarrón de locutor de “los años de oro de la radio”, soltó estas palabras para los bronces: “Este día quedará grabado en la memoria nacional como aquel en el que México se unió a los países que tienen en el derecho a la vida uno de sus más altos derechos”… No puntualizó, sin embargo, vista la asiduidad con que el derecho a la vida de los mexicanos es pisoteado impunemente por sus propios compatriotas, a partir de cuándo podría comenzarse a ejercer a plenitud ese derecho).

-II-

La evocación viene al caso porque da la casualidad de que la legislación mexicana, desde el Siglo XIX, eliminó la aplicación de la pena de muerte para los delitos políticos, pero la mantuvo en el Código Militar para el delito de traición a la patria en tiempos de guerra, y en el Código Penal para los abigeos (ladrones de ganado), salteadores de caminos, incendiarios, parricidas y homicidas con alevosía o premeditación.

Actualmente, el Código Penal de Jalisco (Art. 294) previene que “Se impondrán pena de tres meses a tres años de prisión (…) a quien por descuido o negligencia provoque un incendio forestal que cause un daño generalizado. Si el incendio es iniciado o provocado de manera dolosa, la pena será de cinco a quince años de prisión (...). Si el daño es ocasionado a un área natural protegida, la pena se incrementará en una cuarta parte mas”.

-III-

En los casos recientes, las autoridades respectivas presentaron denuncias “contra quien o quienes resulten responsables”. Empero, probado como está que los incendios forestales en el Bosque de La Primavera, desde hace muchos años se han vuelto cíclicos, y que nunca, jamás, ha ocurrido que se identifique, procese y sentencie a los responsables, la moraleja de la historia sería que “No hay palabras más huecas que ‘ley’, ‘derecho’ y ‘justicia’, donde la impunidad es la regla”.

Comentarios