Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Octubre 2018
Ideas |

- Leer o no leer…

Por: Jaime García Elías

- Leer o no leer…

- Leer o no leer…

Para la generalidad de los mexicanos –los jóvenes, sobre todo—, los libros son objetos exóticos, superfluos… aunque en México se lee tanto o más que en cualquier otro país del mundo.

*

La clave de la paradoja estriba en el significado que quiera darse al verbo leer…

Para la Real Academia, leer consiste en “pasar la vista por lo escrito impreso, con ánimo de entenderlo”. En ese sentido, se lee al pasar la vista por los anuncios publicitarios que incesantemente desfilan ante nuestros ojos; se lee en los centros comerciales al enterarnos, aun sin proponérnoslo, del mundo de ofertas que nos rodean. Los jóvenes –y las jóvenes, principalmente— son lectores compulsivos, si vale como lectura consagrar a los mensajes de las redes sociales que continuamente reciben en sus teléfonos celulares, parte del tiempo que supuestamente deberían dedicar al trabajo, al estudio, al descanso, al ocio, al sueño… y aun a dialogar con las personas que los rodean.

Si  el acto mecánico de pasar la vista sobre un texto, cualquiera que éste sea, “con ánimo de entenderlo” (o entendiéndolo aunque no se haya tenido la intención de hacerlo), se quiere distinguir del interés por un texto artístico o científico, con el afán de obtener un conocimiento o acceder a una experiencia placentera mediante la lectura, ahí el asunto cambia.

*

Las cifras con respecto a la lectura en México son contradictorias. Las estadísticas oficiales asientan que sólo 2.8% de los mexicanos son analfabetas; eso significa que el 97.8% de la población sabe realizar el ejercicio mecánico de la lectura… aunque muy pocos mexicanos lean habitualmente. El Módulo de Lectura (Molec) del INEGI refiere que el promedio de lectura del mexicano es de 3.8 libros al año. La Asociación Mexicana de Internet consigna que el mexicano promedio “navega” más de seis horas diarias, y pasa el 85% de ese tiempo conectado a las redes sociales. Según la UNESCO, el promedio de libros leídos en México es de 2.8 al año; según CONACULTA, ese promedio es de 5.3.

El desinterés de la generalidad de los mexicanos por la lectura propiamente dicha, es consecuencia del entorno escolar y familiar. Si la generalidad de los maestros no tiene el hábito de leer, difícilmente la tendrán sus alumnos; si en pocas casas hay libros, y los padres de familia dedican gran parte de su tiempo libre a la televisión y poco o nada a la lectura, es punto menos que imposible que los hijos actúen a la inversa.

De ahí otra paradoja, de la que la FIL es muestra patente: que, aunque deberían estar en vías de extinción..., los libros se resisten a morir.
 
(fin) 

Temas

Lee También

Comentarios