Domingo, 25 de Julio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- “Aspiracionista”

Por: Jaime García Elías

- “Aspiracionista”

- “Aspiracionista”

Como decía, en tiempos de María Canica, la publicidad de cierta marca de brandies: “Nuevos términos para su diccionario”…

-II-

“Aspiracionista” y “clasemediero” se sumaron a vocablos como “fifís”, “conservadores” y otros, que intentan etiquetar, ofender o incomodar a quienes, en ejercicio de los derechos que tienen los ciudadanos de todos los países libres, se permiten disentir del criterio o reprobar las decisiones de los gobernantes, ya sea externando en lo particular o públicamente sus opiniones, o votando -como muchos de los ciudadanos participantes en la jornada electoral del domingo antepasado- en contra de candidatos y plataformas del partido oficial.

Se culpó a “aspiracionistas” y “clasemedieros” de los descalabros del partido oficial en varias alcaldías de la Ciudad de México, y de los retrocesos que tendrá en la Cámara de Diputados, lo que previsiblemente reducirá sus márgenes de maniobra para realizar algunas reformas constitucionales de gran calado cacareadas antes de tiempo.

El epíteto remite necesariamente a cuestiones semánticas. Aspiracionista es la persona que tiene aspiraciones; deseos de superación, pues... Es aspiracionista quien ha vivido en la pobreza, y aspira a mejores condiciones de vida para sí y para sus hijos; quien ha vivido su infancia en casas rentadas, y aspira a tener casa propia; quien ha visto a sus padres “sobarse el lomo” para obtener ingresos que apenas les alcanzan para mal comer, y aspira, merced a la educación y por medio del esfuerzo, tener una profesión mejor remunerada y acceder honradamente a un estrato social más elevado; quien ha sido, por años, usuario del transporte público, y aspira a tener un automóvil; etc.

Puestos a señalar casos concretos, es aspiracionista el hijo de comerciantes tabasqueños y veracruzanos, nieto de exiliados españoles, indígenas y africanos  -aspiracionistas también, obviamente-; que estudió la primaria en la única escuela del pueblo (la “Marcos Becerra”) y por las tardes ayudaba  en la tienda de sus padres (“La Posadita”); que a los 19 años se mudó a la Ciudad de México, estudió en la UNAM, y posteriormente ocupó varios cargos en el gobierno del estado y la administración del PRI en Tabasco; que tras una mascarada en que se autoproclamó “Presidente Legítimo”, llegó a ser Presidente Constitucional de su país, y ahora, “transformándolo”, aspira a alternar con figuras históricas como Hidalgo, Juárez y Cárdenas.

-III-

Por lo demás, sería pertinente considerar que gracias a “aspiracionistas” y “clasemedieros” que pagan impuestos, operan los “programas sociales” que aportan simpatías -y votos, además- a ciertos gobiernos…

jagelias@gmail.com

Temas

Lee También