Viernes, 01 de Marzo 2024
Estilo |

Somos lo que comemos

Conoce el impacto de la dieta en tu cerebro y otras partes de tu cuerpo

Por: El Informador

El consumo de esta planta herbácea ayuda al control de la obesidad. ESPECIAL

El consumo de esta planta herbácea ayuda al control de la obesidad. ESPECIAL

La alimentación es un proceso voluntario de los seres humanos a diferencia de otros como la respiración, somos nosotros los que elegimos qué comemos, cuándo lo comemos y por qué procesos pasan esos alimentos antes de consumirlos… De ahí que la frase “somos lo que comemos” defina nuestros hábitos y por consiguiente nivel de salud.

Sin duda, la base del buen estado del cuerpo es mantener una dieta saludable, pues ayuda a protegernos de enfermedades no transmisibles, como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, entre otras.

En todo el mundo, las dietas insalubres y la falta de actividad física están entre los principales factores de riesgo para la salud.

Cabe señalar que los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida; la lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo; además, puede proporcionar beneficios a largo plazo, entre ellos la reducción del riesgo de obesidad.

Asimismo, la ingesta calórica debe estar equilibrada con el gasto calórico. Para evitar un aumento malsano de peso, las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total.

Además, limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total forma parte de una dieta saludable

Finalmente, mantener el consumo de sal por debajo de 5 gramos diarios ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares entre la población adulta. 

A continuación, te presentamos los beneficios que le proporcionan a tu cuerpo el consumo de la leptina, los cítricos, el té, entre otros productos que te ayudarán a mantenerte sano con el apoyo de lo que comes.

Con información de El Universal

El alpiste, al cuidado de tus riñones

La glucosa, un componente esencial que proporciona energía al cuerpo, requiere de la insulina para ingresar a las células. Sin embargo, desequilibrios en los niveles de glucosa pueden dar lugar a enfermedades como la diabetes. Una opción prometedora para regular estos niveles y mejorar la salud general es el alpiste, una semilla que no sólo cuida la glucosa, sino que también ofrece beneficios sorprendentes.

¿Por qué el alpiste es tan beneficioso?

El alpiste destaca como un aliado efectivo en la reducción de los niveles de glucosa en sangre. Contiene ácidos grasos como Omega-3, que no sólo mejoran la circulación sanguínea, sino que también contribuyen a eliminar la grasa acumulada. Estudios de la Universidad de Harvard respaldan esta afirmación, destacando la capacidad del alpiste para mejorar el sistema cardiovascular.

Además de su impacto en la glucosa y la grasa, el alpiste ofrece beneficios significativos para la salud renal. Sus propiedades diuréticas ayudan a eliminar la acumulación de líquidos y toxinas en el cuerpo, beneficiando directamente a los riñones. Este poder diurético lo convierte en una opción recomendable para tratar problemas como la cistitis y otras infecciones urinarias.

La composición nutricional de esta semilla también influye en la circulación sanguínea, estimulando un flujo más saludable. Finalmente, el agua de alpiste se presenta como un remedio casero alternativo en el tratamiento de la diabetes.

Esta semilla ayuda a equilibrar los niveles de glucosa. ESPECIAL

Evita el sobrepeso

La pérdida de peso es un objetivo común, pero a menudo se pasa por alto un componente clave: las hormonas. Entre éstas, la leptina juega un papel crucial en la regulación del apetito y el metabolismo. Despertar y equilibrar esta hormona puede ser fundamental para evitar el sobrepeso y promover un estilo de vida saludable. Las hormonas son mensajeros químicos que desempeñan un papel vital en diversas funciones del organismo, desde el crecimiento y desarrollo hasta el metabolismo y el estado de ánimo. La leptina es una de estas hormonas y se destaca por su papel en el control del peso corporal. 

La leptina es conocida como la “hormona para adelgazar” y desempeña un papel crucial en la regulación del apetito y la saciedad. 

La leptina ayuda a perder peso, siempre y cuando se acompañe de un cambio en el estilo de vida. Aunque no se encuentra directamente en los alimentos, algunos pueden incrementar sus niveles. La función principal de la leptina es inhibir el apetito y generar saciedad. Además, contribuye a aumentar el gasto energético, lo que ayuda a mantener un peso corporal saludable. Sin embargo, es vital estimular adecuadamente la leptina para prevenir el sobrepeso, según una investigación realizada por el Research Institute for Complex Issues of Cardiovascular Diseases de Rusia.

Ejercicio diario 

Incorporar ejercicio diario a la rutina es fundamental. El ejercicio no sólo quema calorías, sino que también puede reducir la cantidad de grasa en el cuerpo, desencadenando la liberación de leptina. 

Evitar ayunos prolongados 

Las dietas muy reducidas en calorías o los ayunos prolongados pueden disminuir los niveles de leptina. La hormona se libera en respuesta a la presencia de nutrientes y energía, por lo que es esencial mantener una alimentación equilibrada. 

Descanso suficiente 

Dormir lo suficiente es clave para mantener niveles adecuados de leptina. La falta de sueño puede alterar las hormonas, aumentando los niveles de grelina (hormona del hambre) y disminuyendo la saciedad, lo que resulta en una menor liberación de leptina. 

Reducir niveles de cortisol 

El cortisol, la hormona del estrés, puede afectar los niveles de leptina. Reducir el estrés a través de técnicas de relajación y gestión del estrés puede contribuir a mantener un equilibrio hormonal saludable y perder peso.

EL INFORMADOR

Retrasa la presbicia

Nos han dicho desde siempre que comer zanahorias es bueno para la vista, pero, ¿realmente hay verdad en eso? Aunque no podemos cambiar defectos refractivos de manera natural, sí hay alimentos que pueden contribuir a la salud ocular. La presbicia, asociada al envejecimiento, puede ser retardada con una nutrición adecuada. Al igual que ciertos alimentos previenen el envejecimiento de la piel y algunos pueden retrasar la aparición de dificultades para ver de cerca. Con el envejecimiento, el cristalino se vuelve menos flexible, afectando la visión de cerca. Estos síntomas tienden a intensificarse después de los 65 años: 

  •  Problemas para ver de cerca. 
  •  Necesidad de alejar materiales de lectura.
  •  Fatiga y tensión ocular. 
  •  Dolores de cabeza. 

Aunque no podemos cambiar nuestra visión naturalmente, estudios recientes acompañados por el Dr. Colman R. Kraff sugieren que una dieta saludable, ejercicio y sueño adecuado no solo benefician la salud general sino que también pueden retrasar la presbicia. Incorporar estos alimentos ricos en nutrientes clave puede beneficiar tu salud ocular: 

  • Ácidos Grasos Omega-3: Presentes en pescados de agua fría, nueces y semillas, estos alimentos ayudan a prevenir enfermedades oculares. 
  • Cítricos: Naranjas y limones, ricos en vitamina C, previenen cataratas y retrasan la presbicia. 
  • Verduras de hoja verde: Espinacas, brócoli, guisantes verdes, aguacates y coles contienen luteína y zeaxantina, que protegen contra los rayos ultravioleta y evitan la presbicia prematura. 
  • Carne roja: Ayuda a digerir la vitamina A, fortaleciendo la defensa contra problemas oculares.

¿Por qué se recomienda tomar té con sal?

En el mundo diverso de las infusiones, surge una tendencia intrigante que desafía las expectativas: el té con sal. Aunque la idea de agregar sal al té puede sonar sorprendente para algunos, esta combinación única podría convertirse en un nuevo capítulo emocionante en su viaje de exploración culinaria.

Un reciente estudio en Estados Unidos ha arrojado luz sobre esta práctica, sugiriendo que podría cambiar la forma en que las personas se acercan al consumo de té, ya que ofrece una variedad de beneficios para la salud:

  • Contiene antioxidantes: Los antioxidantes presentes en el té ayudan a prevenir la degeneración celular y contribuyen a la prevención de la diabetes.
  • Calmante: Las infusiones con hierbas como la valeriana y la manzanilla son reconocidas por su capacidad para relajar el sistema nervioso, proporcionando alivio en momentos de ansiedad.
  • Digestión facilitada: Las propiedades digestivas del té, especialmente en variantes como manzanilla o jengibre, hacen que sea una opción efectiva para digerir alimentos con mayor facilidad, aliviando la pesadez.
  • Salud cardiovascular: El té negro se destaca por reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares cuando se consume regularmente.
  • Sueño reparador: Gracias a sus propiedades relajantes, el té facilita un sueño reparador, abordando problemas de insomnio y permitiendo una recuperación adecuada.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones