Viernes, 19 de Abril 2024
Estilo |

Elimina las várices y luce unas piernas espectaculares

La insuficiencia venosa es uno de los problemas de salud más frecuentes; conoce cómo combatirlas

Por: El Informador

Las várices presentan un tono morado o azulado debido a la acumulación de sangre en estos conductos. ESPECIAL

Las várices presentan un tono morado o azulado debido a la acumulación de sangre en estos conductos. ESPECIAL

La insuficiencia venosa, mejor conocida como várices, es uno de los problemas estéticos y de salud a los que nos enfrentamos cuando hay un aumento de presión dentro de las venas. Las causas pueden ser de cualquier origen: vida sedentaria, embarazo, aumento de peso, falta de ejercicio físico, entre otras. La herencia genética también influye ante la probabilidad de presentar esta hinchazón en las venas. 

Las várices a menudo presentan un tono morado o azulado debido a la acumulación de sangre en estos conductos. Los especialistas explican que las venas tienen válvulas que regulan el flujo sanguíneo hacia el corazón, y cuando estas válvulas se debilitan o dañan, la sangre se acumula en las venas.

El ejercicio físico y la buena nutrición pueden evitar la aparición de várices. Los alimentos ricos en ciertas vitaminas acompañan el tratamiento médico tanto para retrasar su aparición o tratar el problema. Esto, a la par de métodos como las compresas, los vendajes y terapias constantes. Como primer paso, te contamos qué vitaminas consumir para evitar las venas varicosas y en qué alimentos encontrarlas. 

  • Vitamina C: Conocida por ser ideal para el fortalecimiento del sistema inmunológico, la vitamina C también evita la formación de coágulos y hacer más resistentes las arterias y los capilares sanguíneos, los cuales conectan arterias y venas pequeñas. La puedes encontrar en mandarinas, naranjas, limones, pimiento rojo y kiwi. 
  • Niacina o vitamina B3: Las várices son el reflejo de la falta de circulación sanguínea. La vitamina B3 fortalece los vasos sanguíneos y contribuye positivamente en el flujo de sangre. La puedes encontrar en el pollo, lentejas, cacahuates, huevos y atún. 
  • Vitamina E: La vitamina E ayuda a dilatar o ensanchar los vasos sanguíneos, lo que contribuye a una mejor circulación ideal para evitar las várices. Puedes encontrar esta vitamina en frutos secos como almendras o nueces y en tomates. 
  • Vitamina K: Esta es una de las vitaminas más importantes pues permite la oxigenación en las venas, arterias y el resto de órganos. Permite la correcta asimilación de proteínas y la coagulación de la sangre, evitando hemorragias internas. Debido a sus capacidades, debe comerse con moderación y, de preferencia con acompañamiento nutriológico. Puedes encontrarla en espinacas, lechuga, espárragos, brócoli, col, aceite de oliva, entre otros. 

Aunado a las vitaminas antes señaladas, el ajo es considerado un superalimento beneficioso para la circulación sanguínea, pues contiene compuestos como la alicina y el ajoeno, que mejoran el flujo sanguíneo, previenen la inflamación de los vasos sanguíneos y la formación de coágulos.

Además, el ajo tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir la hinchazón y molestias causadas por las várices. Por otro lado, al ser rico en quercetina, fortalece las venas y los vasos sanguíneos, protegiendo así la arteria aorta y promoviendo una distribución adecuada de la sangre por todo el cuerpo.

Cabe señalar que si las várices son dolorosas o no te gusta su apariencia, tu médico puede recomendarte procedimientos para extirparlas. Recuerda que es totalmente necesario que sea el especialista el que te indique el tratamiento adecuado para ti.

Con información de El Universal

Tratamiento natural 

¿Sabías que las várices son un problema muy común en el país? De hecho, según la Secretaría de Salud Federal, en cuestión del género femenino aparecen entre los 30 y 40 años y se asocia, principalmente, al sobrepeso y el embarazo. En los hombres se pueden presentar entre los 40 y 50 años y se atribuye a las cargas pesadas y al envejecimiento del cuerpo. También puede tener una causa genética y deberse a la vida sedentaria. De ahí la importancia de entender que no es una condición que deba causarte pena o algún conflicto emocional, pues algo totalmente natural y existen alternativas que te pueden ayudar.

Estas van desde tratamientos médicos, mejorar tus hábitos de ejercicio y alimentación, hasta remedios naturales contra las várices como el vinagre de manzana, ya que es un poderoso antiinflamatorio natural; además, ayuda a mejorar la circulación y a que se reduzca el tamaño de las várices en las piernas.

Lo único que debes hacer es aplicar el vinagre de manzana en la zona afectada (de preferencia por las noches), dejarlo actuar media hora y enjuagar con agua. Verás que a la mañana siguiente notarás la mejoría.

El vinagre de manzana es un poderoso antiinflamatorio natural. ESPECIAL

Ayuda frutal

A la hora de cuidar nuestra salud son diferentes las aristas que debemos tener en cuenta. Nuestro sistema circulatorio es uno de los más importantes ya que se encarga de distribuir la sangre por todo nuestro cuerpo permitiendo que los músculos funcionen como corresponde, pero además llevando consigo sales y proteínas necesarias en nuestro organismo.

En este punto, las varices suelen ser una señal de que nuestro sistema circulatorio no se encuentra trabajando adecuadamente y es una alerta para nuestra salud. 

Aparecen en las piernas y son venas que pueden observarse a simple vista ya que se encuentran retorcidas y agrandadas. La ciencia trabaja con ellas, pero nosotros también podemos hacerlo de manera natural.

Para hacerle frente a las varices y mejorar nuestra salud, los profesionales recomiendan mejorar algunos hábitos como realizar a diario alguna actividad física y mejorar nuestra alimentación. En este punto es que aparecen las uvas, una de las frutas más ricas en vitamina C y que se encuadra en el complejo vitamínico B.

Las uvas son unas de las frutas más ricas en nutrientes y que muchas veces estuvieron olvidadas por muchas personas por considerarlas negativas para mantener el peso corporal. Es que estas frutas poseen alto contenido de azúcar, pero los expertos ya han señalado que es azúcar que se transforma en energía y un consumo adecuado favorece a nuestra salud.

En torno a las varices, las uvas ayudan a atenuarlas. Estas frutas contribuyen a nuestro sistema circulatorio, principalmente si se consumen los extractos de uva. De esta manera estaremos sumando de forma más concentrada sus beneficios y que actúan directamente en evitar que el vasoconstrictor “endotelina-1” estreche nuestros vasos sanguíneos. Entonces, el consumo de uvas mejora el movimiento de la sangre en nuestro cuerpo, dándoles elasticidad a nuestras venas y disminuyendo la formación de varices.

Las uvas son una de las frutas más ricas en vitamina C. ESPECIAL

Toma nota

¿Cuáles son los síntomas de las várices?

Aunque las várices en las piernas son las más comunes, también existen otras, como las arañas vasculares y las que afectan el esófago o la región anal, como las hemorroides.

Los síntomas comunes de las várices incluyen hinchazón en los tobillos y pies, pesadez y dolor en las piernas, picazón en los tobillos, calambres y dolor después de estar mucho tiempo sentado o de pie.

Las varices empeoran en verano 

Antes de que llegue el verano, es importante que sepas que esta temporada de calor provoca el empeoramiento de las varices y del retorno venoso, lo que supone un verdadero suplicio para muchas personas.

“Las altas temperaturas ambientales pueden producir vasodilatación capilar y venosa. Es un mecanismo adaptativo del ser humano para aumentar su capacidad de desprender calor y mantener una temperatura adecuada para las funciones corporales”, explica el doctor Andrés Salazar Álvarez, del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital San José.

Además, durante el verano aumentan las horas del día en las que permanecemos activos, por lo que se incrementa el tiempo en el que nuestras piernas y el sistema venoso de retorno están sometidos a la presión que ejerce estar de pie o sentados.

Para combatir esta situación, el doctor Salazar ofrece pautas a seguir para quienes deseen evitar este empeoramiento y, sobre todo, sentir mejoría. “Aunque las recomendaciones para el tratamiento de la insuficiencia venosa y los edemas de las piernas son las mismas en el verano que en el resto del año, para el periodo estival contemplamos algunas peculiaridades”, puntualiza.

  • Medias elásticas de compresión: Una queja frecuente en la consulta es que las medias de compresión son muy calurosas para usarlas durante esta época. “Si tiene la suerte de desarrollar su actividad diaria en un ambiente con temperatura controlada (aire acondicionado), debe intentar llevarla. Sobre todo cuando sepa que va a estar de pie sin caminar o en sedestación por periodos prolongados”, apunta el doctor Salazar Álvarez, quien forma parte del equipo médico que dirige el doctor Luis Riera del Moral. Es importante también saber que hay medias elásticas de compresión de entramado más ligero y materiales no sintéticos, específicamente desarrolladas para solventar este problema. Basta con acudir a la farmacia u ortopedia de confianza y preguntar por ellas.
  • Tomar flebotónicos: son medicamentos que ayudan a que la pared de las venas tenga un mejor tono y, por lo tanto, a disminuir las molestias producidas por las varices o por los edemas de las piernas.
  • Realizar actividad física: “El principal mecanismo impulsor del retorno venoso de las piernas es la contracción repetida de los gemelos. Esto se consigue con el ejercicio aeróbico, de los que el mejor, con diferencia, es nadar. Hacer natación, caminar o subirse a una bicicleta durante esta época con seguridad le ayudará a tener menos síntomas”, apunta el doctor Salazar.

Otros consejos prácticos

  • La hidratación cutánea diaria de las piernas con crema es muy importante. Se puede guardar la crema en la nevera durante el día para que, al aplicarla por la noche, se sienta el efecto frío que es muy placentero.
  • Protegerse del sol con crema bloqueadora evitará complicaciones cutáneas relacionadas con la insuficiencia venosa.
  • Duchas de las piernas con contraste de agua templada y fría también proporcionan alivio.
  • Acudir a revisión a consulta después del verano es recomendable para vigilar los cambios y ajustar los tratamientos.
Existen medias elásticas de compresión de entramado ligero y materiales no sintéticos que funcionan bien en temporada de calor. ESPECIAL

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones