Jueves, 01 de Diciembre 2022
Estilo | Entrevista

Amaoír AC: El testimonio de Valentina Mora

Valentina tiene 14 años y escucha perfectamente gracias a un implante coclear en el oído, realizado por el Dr. Gonzalo Corvera de Amaoír, A.C., quien próximamente atenderá a familias tapatías con un programa definido y jornadas quirúrgicas

Por: Aracely Aguilera

A sus 14 años, Valentina lleva una vida normal gracias al implante coclear / Foto: Tony Martínez

A sus 14 años, Valentina lleva una vida normal gracias al implante coclear / Foto: Tony Martínez

¿Cómo te cambió la vida este implante?

Antes de que me pusieran el implante yo sentía que escuchaba bien pero noté la diferencia hasta que tuve el implante. Cuando me lo pusieron me di cuenta que escuchaba más claro, tuve mayor calidad de vida, en la escuela entendía mucho mejor, subí mi promedio, escuché más cosas, hice más amigas, porque realmente con los aparatos, aunque escuchara, no era igual”.

Valentina asistió a un evento para dar a conocer su testimonio de vida / Foto: Tony Martínez 

Si lo pones del 1 al 10, ¿qué número tendría un aparato auxiliar a diferencia del implante?

“Depende qué audición tengas pero en mi caso como fui perdiendo la audición mi aparato ya no funcionaba, entonces le daría 7.5 a los aparatos y al implante un 10, porque ya escucho perfectamente”.

¿Cómo es el proceso del implante, dentro de tu familia?

“Como yo tenía los aparatos auxiliares y mis papás se dieron cuenta que iba perdiendo la audición, tenían que tomar recomendación de más doctores y todas las opiniones eran de que ya me implantaran pero mis papás siempre trataron de optar por el último recurso antes del implante. A ellos les daba miedo por el hecho de que fuera una operación”.

¿Te dio miedo?

“Yo estaba muy chiquita, tenía siete años cuando les dijeron que me implantaran, pero eso pasó hasta que tenía 10 años. Yo sólo seguía a mis papás, pero me daba cuenta que les daba miedo. Hasta que se decidieron porque sabían de otros casos de personas implantadas y veían que era una maravilla”.

¿Cómo funciona el implante?

Tengo un cablecito implantado en la cóclea, hasta la parte del cerebro, donde es la función del oído. Tengo un aparato dentro -una  minicomputadora- con un imán, como un broche para sostener el imán por fuera. Sólo me lo pongo y ya escucho”.

Valentina Mora acompañada de sus papás, quienes han sido su gran apoyo / Foto: Tony Martínez 

¿Se le da algún seguimiento?

Al principio iba cada mes hasta México para que me lo calibraran, hasta que se fue espaciando con el tiempo. Ya cuando lo tenía más calibrado tenía que ir después de un año, pero también había pasado el proceso de terapias".

¿Cómo viviste esto con tus compañeros en la escuela?

“A mis papás les daba miedo el bullying, porque era sorda, pero yo tuve muchas amigas que me apoyaron, una vez mis papás fueron a informar en una plática a la escuela cómo funcionaba todo, entonces mis amigas, mi generación es muy bonita, me ayudaron mucho. Gracias a ellas no la he pasado mal”.

El implante mejoró su calidad de vida / Foto: Cortesía I. Ramírez 

¿Qué les dirías a quienes aún no se deciden por este implante?

“A veces puede dar miedo el proceso por el hecho de que te operen, pero tienen que irse directo al implante, de verdad no saben la claridad con la que van a escuchar, yo les recomiendo que sí se lo pongan, que sean pacientes y que piensen positivo”.

AA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones