Jueves, 24 de Septiembre 2020

Suburban 2021: un guiño a “la hija del General”

Estará a la venta en septiembre pero ya pudimos probarla y estas fueron nuestras primeras impresiones
 

Por: Mario Castillo

La expectativa comenzó desde el momento en que recibimos la invitación para conocer en persona tanto a Suburban como a Tahoe. La “nueva normalidad” también marcó la pauta en cómo las marcas están resolviendo sus eventos y presentaciones más allá de las plataformas virtuales y en este caso Chevrolet de México lo hizo bien. Con las condiciones y protocolos sanitarios claros, tomamos un vuelo a la Ciudad de México donde nos recibiría “la hija del General” y tocó el turno de manejar la Suburban en su versión tope de gama High Country.

Lo primero que llama la atención es su enorme presencia, una gran y remozada parrilla que a los costados alberga los faros en LED y cuya lámina se extiende en grandes proporciones hasta atrás. Rines de 22 pulgadas de diámetro apenas le calzan a esta gigantona que creció en longitud menos del 1%, y los cromos en las barras superiores y marcos de las ventanas, así como en el portón posterior mantienen la elegancia de esta camioneta que nos tocó conducir y cuyo color en Marfil metálico al exterior y el interior en Piel Mocha, la hicieron ver como la más guapa de todas.

Espacio. Es una de las máximas virtudes de la nueva Suburban, con sistemas prácticos como la posibilidad de abatir y volver a colocar los asientos de la tercera fila con tan solo oprimir un botón. EL INFORMADOR/M. Castillo

Los emblemas High Country los encontramos a los costados y atrás, y cuando abrimos las puertas se despliega un estribo tan grande como una viga de acero para poder subirnos a la unidad. Ya adentro percibimos la misma esencia que Chevrolet ha impreso en sus Suburban a lo largo de 85 años de historia, por ejemplo ya no tenemos palanca de cambios montada al volante, pero como si ahí estuviera existen los selectores de cambios de la caja automática de 10 velocidades que es fabricada en la planta de GM en Silao, Guanajuato.

La botonería está muy presente, con controles por todos lados, pero nos enfocaremos en lo novedoso como los modos de manejo discretamente colocados a la izquierda del tablero. Luego, la pantalla táctil de 10 pulgadas abre paso a un sistema de infoentretenimiento que nos permite usar Apple CarPlay y Android Auto de forma inalámbrica, además se proyectan las cámaras en maniobras de reversa con opciones de vista en 360 grados y con una gran nitidez. Cargador inalámbrico y ahora la posibilidad de abatir los asientos de la tercera fila o colocarlos en su posición de forma electrónica desde un par de botones, el sistema de audio de 10 bocinas es firmado por Bose, un hotspot de WiFi con tecnología 4G LTE que nos funcionó perfecto y rápido en el que se puede conectar hasta siete dispositivos, sistema OnStar, entre otras amenidades como el My Chevrolet App, son parte de las múltiples novedades de esta nueva Suburban.

La comodidad para siete pasajeros es gracias a un 19% más de espacio en la cajuela y 21% más lugar para los que van en la tercera fila de asientos. Al prácticamente no crecer en longitud, lo que sí se modificó fue la distancia entre ejes en 105 milímetros para hacer estos ajustes. Además, para los que viajan en los asientos individuales de la segunda fila están las pantallas LCD táctiles de 12 pulgadas con sus audífonos inalámbricos. Para terminar con las pantallas, el Head-Up Display es de 15 pulgadas y el panel de instrumentos digital es de 8 pulgadas.

Equipo. En esta camioneta tenemos absolutamente todo lo que hoy en día se requiere para entretenimiento y gestión en la conducción. EL INFORMADOR/M. Castillo

¿Qué tal se maneja?

La robustez queda de lado cuando la tecnología es aplicada para mejorar la calidad de marcha y reducir la sensación de estar al mando de una voluminosa SUV. Gracias a la suspensión independiente en el eje trasero con el cobijo del Magnetic Ride Control, encontramos un rodamiento seguro y dinámico. Aunado al sistema de gestión de la tracción a las cuatro ruedas, el desempeño fue bueno y con la fortaleza del V8 de 6.2 litros y 425 caballos bajo el cofre, pasamos un buen rato manejándola en la capital del país.

Las mejoras en todos los sentidos son evidentes, en conclusión nos encontramos en primera instancia con una camioneta moderna, con más de ocho décadas de fabricación ininterrumpida, incluso estrella de cine por las miles de películas en las que ha participado y cuyo legado la hace una SUV confiable e inigualable. Espacio, comodidad, moderna, son tan solo algunos puntos que Chevrolet resolvió bien en la Suburban sin necesidad de agregarle más metros de lámina, pues como dicen, todo cabe en un “jarrote” sabiéndolo acomodar. Por cierto, vimos la Tahoe pero ya habrá oportunidad de presentarnos muy pronto.

Por conocer. Vimos las nuevas Tahoe en sus diferentes versiones, pero ya habrá oportunidad de manejarlas. EL INFORMADOR/M. Castillo

TOMA NOTA

Precios en pesos mexicanos de Suburban y Tahoe

  • Tahoe: LS en 1’226,600; LT en 1’311,800; RST en 1’398,100 y High Country en 1’504,700.
  • Suburban: LT en 1’431,600; RST en 1’517,900 y High Country en 1’624,500.

Temas

Lee También