Jueves, 30 de Junio 2022

Prueba de manejo: Jeep Grand Cherokee L 2022

Con un tamaño inédito, Jeep saca el máximo provecho de lujo y espacio a esta icónica SUV

Por: Mario Castillo

Jeep tiene claro hacia dónde está su futuro y sigue sacando el máximo partido a productos como la Grand Cherokee L. ESPECIAL

Jeep tiene claro hacia dónde está su futuro y sigue sacando el máximo partido a productos como la Grand Cherokee L. ESPECIAL

Jeep tiene claro hacia dónde está su futuro y sigue sacando el máximo partido a productos como la Grand Cherokee L, una SUV emblema para la marca estadounidense en la que atrae el máximo equipamiento y lujo posibles, para satisfacer las necesidades de quienes quieren una camioneta con amplio espacio, que entren siete pasajeros y que ninguno tenga queja del lugar que ocupa (nos referimos a la tercera fila, de ahí la “L” en su nombre al tratarse de la versión larga).

Fue a finales de septiembre del año pasado cuando fuimos a conocer esta camioneta a Cancún, donde la manejamos en las carreteras de la Península, desde entonces habíamos quedado fascinados con su desempeño y holgura tanto en equipo como en materiales de primer nivel, así como una conducción que puede ir del asfalto al 4x4 sin ningún problema.

En este sentido, la Jeep Grand Cherokee L estuvo una semana con nosotros en Guadalajara, y lugar donde pisaba siempre llamó la atención. Hay un factor interesante y es que la puesta a punto visual la hace un digno portador del nombre Jeep, pero el contar con una suspensión neumática ajustable en altura, nos permitía ponerla lo más elevada posible para imponernos en las calles, o si queríamos ir más rápido al bajar la suspensión al mínimo la camioneta se veía curiosamente “achaparrada”, algo que nos causa gracia por cómo se veía queriendo alcanzar el suelo con la “panza”.

Sin embargo, lo mejor viene de su interior: cuero “Palermo” y “Nappa” con masaje en los asientos delanteros y madera auténtica que se siente de suprema calidad al tacto tanto en tablero como puertas… es más, prácticamente no hay plásticos rígidos. Otro aspecto a destacar, ahora que la manejamos en la ciudad, es que la insonorización de la cabina es un deleite en medio del tráfico. Y si a esto agregamos que cuenta con el mejor sistema de audio de la marca McIntoch con MX950 High Performance y 19 altavoces con subwoofer de 10”, amplificador de 17 canales y 960W, con sistema de cancelación de ruido… qué les podemos decir, es lo más cercano a la perfección auditiva, siempre y cuando tengamos una buena ecualización y para ello habrá que clavarse un rato en las configuraciones, pero valdrá la pena.

En la segunda y tercera fila, como ya lo habíamos comprobado en Cancún, nos recordó ahora que su espacio es excelente, sobre todo para quienes se preocupan por que todos sus acompañantes vayan lo más cómodo posible y disfruten de un viaje largo. Para personas de 1.80 metros de altura, la Grand Cherokee L ofrece la posibilidad de accesar y salir desde la tercera fila sin problema, además de estar cómodamente sentados, pues los asientos no son tanto del tamaño para niños, sino que el respaldo es elevado, además de las cabeceras que hay que levantar para ir con la espalda bien recargada. Y si requerimos deshacernos de la tercera fila, esta se abate electrónicamente, lo que nos facilita la vida y aumenta el lugar para las maletas.

En cuanto a seguridad, lo que más solemos experimentar en el manejo es la activación del sistema de visión nocturna que tiene detección de peatones y ciclistas, con una precisa sensibilidad que no interrumpe nuestro manejo, pues el sistema “entiende” que tú haces la gestión de la conducción y “supone” que estás atento al camino, por lo que en una primera instancia advierte de alguna posible colisión, pero después podría aplicar el frenado automático de emergencia, que aunado al control electrónico de estabilidad, control de tracción, ABS y ocho bolsas de aire, principalmente, estamos muy bien cubiertos todos los pasajeros.

ESPECIAL

Y además de tener una camioneta hiper-equipada, las cámaras permiten una visión de 360°, lo que eleva aún más la seguridad, así como el control de velocidad crucero, el Stop&Go y el reconocimiento de señales de tránsito que sobre todo nos advierte cuando rebasamos los límites establecidos.

Las pantallas que encontramos son de 10.3” para el clúster, 10” para el head-up display y 10.1” para la de infoentretenimiento con conectividad para Android Auto y AppleCarPlay, así como infinidad de conexiones para USB-A y USB-C y tomas de corriente “caseras” de 115v en la segunda fila de asientos, lo cual se agradece encontrar, pues en el trayecto podemos ir trabajando como pasajeros y enchufar la laptop.

El manejo

Como ya les adelantamos, el manejo es dócil en esta Grand Cherokee L, pues a pesar de tener unas dimensiones grandes y un peso considerable, la camioneta “se deja querer”, con una aceleración gradual y constante, incluso podemos tener un buen consumo de combustible, aunque confesamos que es elevado, pues en los mejores momentos la computadora marcaba los 6 km/l. Pero si no piensas tanto en el ahorro (puede que acabes estresado de pensar en ello con una camioneta como esta, por lo que mejor considera otra opción) puedes acelerarla hasta alcanzar los 190 km/h de velocidad punta.

Su motor es un V8 HEMI de 5.7 litros con 357 HP y 390 libras-pie de torque, que cuenta con sistema de desconexión de cilindros, acoplado a una caja automática de ocho velocidades (TorqueFlite) y que bajo el sistema 4x4 Quadra-Trac I y II, así como el Quadra Drive II y el Select-Terrain, nos permite manejarla a placer por donde queramos.

Entre sus rivales encontrarás SUV’s de tamaño completo como la Dodge Durango, Toyota Sequoia, Ford Explorer y Chevrolet Tahoe, principalmente.

OA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones