Martes, 20 de Abril 2021

La reinvención de las pymes a un año de la pandemia

Más de 1 millón de pequeños negocios han cerrado, menos del 10% ha recibido apoyos del gobierno y en su mayoría, han transformado sus modelos de negocios

Por: El Informador

Millones de pequeñas y medianas empresas han bajado sus cortinas de forma definitiva, provocando un aumento en el desempleo y crisis para la economía nacional. EL FINANCIERO

Millones de pequeñas y medianas empresas han bajado sus cortinas de forma definitiva, provocando un aumento en el desempleo y crisis para la economía nacional. EL FINANCIERO

Durante 45 años, Amparo Martínez se ha dedicado al sector de reparación de electrodomésticos, también vende partes y accesorios de los mismos; sin embargo, por la pandemia su negocio ya no ha sido el mismo.

“Siempre he sido muy trabajadora y dedicada, pero desde que empezó lo de la pandemia he perdido ritmo, ya no abro todos los días y he cambiado la forma de operar”, reveló en entrevista con El Economista.

Como Amparo, millones de negocios en el país han sufrido daños por la pandemia. Datos de la segunda edición de la Encuesta sobre el Impacto Económico Generado por Covid-19 en las Empresas (ECOVID-IE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indican que un millón 873 mil 564 empresas en el país (86.6%), ha sufrido diferentes afectaciones por la pandemia.

En total, 79.2% consideró que la principal es la disminución de ingresos, con una afectación de 48.6%, es decir, la situación se redujo en casi seis puntos porcentuales y ocho puntos en la afectación de ingreso en comparación con la primera edición de la encuesta realizada entre abril y mayo, donde la afectación de ingresos fue el mayor problema para 85.1% de las organizaciones.

El segundo problema al que se enfrentaron la baja demanda. En la primera encuesta 67.6% de las empresas lo padecieron, mientras que para la segunda edición se redujo a 51.2 por ciento. En porcenaje de afectación, la cifra pasó de 54.6 a 47.9 por ciento

Muerte de empresas

A un año del inicio de la pandemia en México, los daños no cesan siendo el más catastrófico el cierre definitivo de negocios, que suman un millón 10 mil 857 (20.8%), revela el estudio Demografía de los Negocios (EDN) 2020 publicado por el Inegi.

Si se toma en cuenta que de los 4.9 millones de establecimientos en el país, 99.8% son micro, pequeños y medianos, el cierre representa una crisis económica para el país.

Los tres sectores que más han sufrido la muerte de empresas son los de servicios privados no financieros (24.9%), comercio (18.9%) y manufacturas (15 por ciento). Oaxaca es el estado con menos establecimientos “muertos” con 13.70%, mientras que Quintana Roo (31.8%) y Baja California Sur (28.1%) fueron los que mayores cierres tuvieron.

Los cierres definitivos generaron la perdida de tres millones de empleos, mientras que los comercios que siguen operando, prescindieron de 1.15 millones de personas, sumando así 4.12 millones de desempleados.

En un caso similar está la empresa Orígenes Orgánicos, dedicada a la venta de productos naturales, orgánicos y saludables, que a principios de la pandemia tuvo que recortar 20% del personal.

“Al principio sí tuvimos que recortar al personal. Comenzamos a enfocarnos más en la venta en línea, a domicilio e ingreso a tiendas de autoservicio, con lo que esperamos recuperar la plantilla perdida”, revela Yonatan Okón, el CEO de la marca.

Cambio de modelo

Las empresas han cambiado sus modelos de negocio, ya sea con servicios a domicilio, citas, venta en línea o incursionando en otros sectores. Ejemplo de ello es el negocio de Yessica Urbina, quien tenía un restaurante de hamburguesas llamado “Las Carnes de la Gorda”, ubicado en el Estado de México, y que tuvo que cerrar sin saber si volvería a abrir. Tras evaluar cómo retomarlo, se cambió a Dark Kitchen, que garantiza la comodidad y seguridad tanto para empleados como clientes.

“Llevamos en esta modalidad unos dos meses. Parece que está teniendo muy buena aceptación y nos está dando nuevas ideas para adaptar el proyecto a un modelo de franquicias de baja inversión”, dijo.

Ahora el servicio lo ofrecen a domicilio de jueves a domingo y los pedidos son tomados vía WhatsApp o a través de Facebook e Instagram.

Otro modelo que cambió fue el de Yonatan, quien al tener tiendas de alimentos no cerró sus tres sucursales en Ciudad de México; sin embargo, las ventas bajas y prescindir de empleados lo llevó a lanzar su marca de alimentos e incursionar en las tiendas de autoservicio como CityMarket y HEB. Su meta es subir 30% su presencia en tiendas.

Si bien el modelo ya lo venía pensando desde antes de la pandemia, fue la crisis lo que aceleró el proceso. Uno de sus logros fue ingresar al Palacio de Hierro como proveedor de snacks saludables a granel. A pesar de que el panorama no es el mejor, reinventarse fue la solución.

Temas

Lee También