Domingo, 04 de Diciembre 2022

“Es importante que el tipo de cambio no amplifique los riesgos globales”: Alejandro Díaz de León

A diferencia de otros bancos centrales de emergentes latinoamericanos, el Banco de México no bajó tanto las tasas de interés cuando se presentó la pandemia

Por: El Informador

Alejandro Díaz de León termina su cargo el 31 de diciembre. Cierra una carrera que inició hace 30 años en el Banco de México. EL ECONOMISTA

Alejandro Díaz de León termina su cargo el 31 de diciembre. Cierra una carrera que inició hace 30 años en el Banco de México. EL ECONOMISTA

El nivel de la tasa de interés es lo que determina la postura de la política monetaria. Y en el caso de México, el nivel de la tasa ha sido clave para contribuir a tener un comportamiento ordenado en el tipo de cambio y en el mercado de renta fija en las tasas de largo plazo, aseguró el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

A diferencia de otros bancos centrales de emergentes latinoamericanos, Banco de México no bajó tanto las tasas de interés cuando se presentó la pandemia. De manera que se puede decir que “ya teníamos hecha parte de la tarea que se requería por el entorno y el reto inflacionario”.

Entrevistado por El Economista, reconoció que la inflación enfrenta riesgos globales, como los aumentos de precios internacionales.

Pero matizó que es muy importante conseguir que el tipo de cambio no amplifique estos riesgos, “que no se presione (el peso) y que amortigüe la tensión externa”.

Al observar el comportamiento del tipo de cambio podemos ver que ha sido mucho más estable que el de otras economías emergentes latinoamericanas. Y en ese sentido se refleja que el ajuste monetario que hemos estado haciendo ha contribuido a fomentarlo.

El banquero subrayó que no hay que ver la variación acumulada en el cambio de la tasa, sino el nivel del que arranca y donde estamos.

Volatilidad cambiaria

A 10 días de cerrar su ciclo como gobernador del Banco de México, identifica al comportamiento del tipo de cambio y al anuncio de un retiro de estímulo monetario de la Fed más acelerado como factores de atención para la política monetaria.

Al acelerarse la reducción de la compra de activos por parte de la Fed y el aumento de las tasas de interés, se crea un entorno de mayor volatilidad para los mercados financieros que puede propiciar un mayor ajuste o episodios de volatilidad cambiaria, indicó.

El tipo de cambio junto con las primas de riesgo en la parte larga de la curva, los choques internos y externos son algunos de los varios indicadores que se toman en cuenta y revisan previo a la decisión de política monetaria

Inseguridad e inflación

En el edificio principal del banco central, ubicado en Avenida 5 de mayo, observó que a nivel interno las presiones en inflación se encuentran en las malas cosechas que se han presentado por el cambio climático; incrementos salariales mayores a lo previsto; y, admitió, a pregunta directa, que también pueden reflejar el costo de la inseguridad.

Toma la encuesta que aplicó Banxico entre empresarios del país, contenida en el Reporte sobre las Economías Regionales para responder que la inseguridad incrementa los costos de operación de los negocios y puede afectar o presionar a los precios. Su impacto entre unas regiones y otras varía. Pero sí presiona.

Estabilidad, receta contra choques externos

El banquero central reconoció a la pandemia como “una sucesión de retos inéditos que logramos enfrentar gracias a la estabilidad macroeconómica”.

Señaló a la solidez macroeconómica como un elemento clave para enfrentar estos retos y la describió en función de tres componentes: finanzas públicas sostenibles, una política monetaria enfocada en inflación baja y estable y un sistema financiero sólido y resiliente.

Al tener los tres elementos así, puedes llevar la adversidad de mejor forma. Si no están los tres, tal como los ha mantenido México desde hace años, cualquier choque externo o interno puede tener un efecto mucho mayor.

Empezó la transición

A 10 días de cerrar su ciclo en el Banco de México, informó que ha iniciado ya la transición con la próxima gobernadora, Victoria Rodríguez Ceja.

“Con mucho gusto estoy haciendo lo que está en mis manos para que sea una transición ordenada y funcional y que contribuya para el bien del Banco de México y de la nueva gobernadora. Hemos sostenido reuniones constructivas, con un dialogo abierto y una comunicación cercana”.

El gobernador Díaz de León termina su cargo el 31 de diciembre, un periodo que cierra una carrera que inició hace 30 años en el Banco de México.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones