Martes, 22 de Septiembre 2020

Crisis sanitaria provocará retroceso económico de 13 años en AL: CEPAL

Estiman que en toda la región cerrarán 2.6 millones de empresas formales, en su mayoría pequeñas y medianas, con una pérdida de empleo del 64%

Por: SUN

Señalan que será necesario que los gobiernos otorguen un ingreso básico de emergencia por seis meses para cubrir los ingresos de los más pobres.

Señalan que será necesario que los gobiernos otorguen un ingreso básico de emergencia por seis meses para cubrir los ingresos de los más pobres.

Los países de América Latina no pueden permitir tener otra década perdida, porque sin apoyos gubernamentales a la población y a las empresas se convertirá en crisis alimentaria, dijo la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Es preocupante que ante la situación actual la región pueda salir más endeudada, más pobre, con más desempleo y enojada.

Por ello debe de promoverse un nuevo pacto para dotar de bienestar a la población en donde se plantee nuevamente la ecuación del Estado, el mercado y la sociedad, la cual debe ser más activa y propositiva.

Durante la videoconferencia "Claves para repensar el presente y futuro de América Latina" que organizó el Banco de desarrollo de América Latina CAF, con motivo de su 50 aniversario, dijo que estiman que en toda la región cerrarán 2.6 millones de empresas formales, en su mayoría pequeñas y medianas, con una pérdida de empleo del 64%.

Bárcena afirmó: "No queremos otra década perdida, esta crisis nos puede llevar a un retroceso de 13 años" en Latinoamérica, que es la región más desigual del mundo.

Para ello se requiere un estado protagónico, que no caiga en el autoritarismo, que sea más democrático, que tome decisiones más transparentes, porque una vez que termine la pandemia por el virus del COVID-19 se pedirá a los gobiernos rendición de cuentas y se les hará un "juicio duro" para ver qué tan buenas fueron sus decisiones.

Bárcena dijo que para enfrentar esta crisis que generaron los gobiernos al decidir parar la actividad productiva para frenar los contagios por el COVID-19, es necesario tomar acciones:

Que los gobiernos otorguen un ingreso básico de emergencia por seis meses para cubrir los ingresos de los más pobres, equivalente a 140 dólares mensuales.

En segundo lugar dar una subvención temporal a las pequeñas y medianas empresas, en la que se incluyan estrategias para que la banca de desarrollo dé apoyos a los negocios para su reactivación.

Desarrollar soluciones fuera de la caja en las que se piense en un sistema de bienestar; se tiene que evitar que los impactos económicos provoquen más desigualdad contra grupos vulnerables; impulsar la sostenibilidad de la economía lo que necesariamente tiene que ver con una transición energética urgente, nuevas formas de producir, aumentar la digitalización de la economía y propiciar movilidad.

NR

Coronavirus

Temas

Lee También