Viernes, 03 de Diciembre 2021

Bosch invertirá 462 MDD para combatir crisis de semiconductores

La mayor parte de esta inyección de dinero irá a la planta de la firma multinacional ubicada en Dresden, en Alemania

Por: SUN .

Entre 2021 y 2023, Bosch tiene pensado invertir 173 millones de dólares más con la finalidad de reacondicionar sus plantas de trabajo a nivel global. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Entre 2021 y 2023, Bosch tiene pensado invertir 173 millones de dólares más con la finalidad de reacondicionar sus plantas de trabajo a nivel global. EL INFORMADOR/ARCHIVO

La multinacional de ingeniería Bosch anunció una fuerte inversión de 462 millones de dólares en tres de sus plantas encargadas de fabricar semiconductores, esto con la intención de acabar con la escasez global de este componente. La mayor parte de esta inyección de dinero irá a la planta de Dresden, en Alemania, su complejo más reciente.

"La demanda de procesadores continua siendo un problema en el mundo, si no se ataca, estaremos en serios problemas"

"La demanda de procesadores continua siendo un problema en el mundo, si no se ataca, estaremos en serios problemas. Esta inversión permitirá expandir nuestras capacidades de producción para mejorar la velocidad de entregas, así como realizar nuevos desarrollos para darles a nuestros clientes los mejores productos", comentó Volkmar Denner, CEO de Bosch.

Además, entre 2021 y 2023 tiene pensado invertir 173 millones de dólares más con la finalidad de reacondicionar sus plantas de trabajo a nivel global. "Nuestra meta es aumentar la producción de chips en Dresden para mejorar la situación actual", agregó Harald Kroeger, miembro de la mesa directiva de Bosch. Además se hará otra inversión de 58 millones en su planta de Reutlingen con la finalidad de remodelar el espacio de limpieza de componentes.

También construirán un nuevo centro de trabajo en Penang, Malasia, que servirá como una estación de pruebas para semiconductores terminados. La compañía espera estar operando en dicho lugar a principios de 2023 con instalaciones completamente funcionales y amigables con el medio ambiente.

Bosch ha producido microchips desde 1970, mismos que hoy se mantienen como una pieza fundamental en la construcción de los automóviles por su gran carga tecnológica. En ese sentido, el sector automotriz es uno de los más afectados por las escasez de este componente, teniendo que parar líneas de producción enteras por días, retrasando la cadena de operación.

Según expertos este problema podría continuar hasta 2022, lo que se traduce en una pérdida considerable de dinero para las armadoras. Se calcula que, tan sólo en 2021, la industria automotriz podría perder cerca de 210 mil millones de dólares por los problemas de semiconductores.

JM

Temas

Lee También