Martes, 07 de Diciembre 2021

Amafore pide a Consar tiempo para adecuar su modelo de negocio

Para compensar la caída en ingresos por comisiones se plantea desregular reservas de las afores, estados de cuenta y cuotas a la Consar, pero no hay respuesta de la autoridad

Por: El Informador

A partir de 2022, el monto máximo de comisiones será de 0.57%. EL INFORMADOR/Archivo

A partir de 2022, el monto máximo de comisiones será de 0.57%. EL INFORMADOR/Archivo

La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) exhortó a la Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro (Consar) a que dé más tiempo para que las administradoras de fondos para retiro (afores) puedan ajustarse al nuevo modelo de negocio que originó la reducción de 23 puntos base a la comisión promedio que cobrarán las afores en el 2022.

“Cualquier empresa que tenga una disminución de la mitad de sus ingresos en tan sólo unas semanas, desde luego implica una modificación. Es un cambio en el modelo de negocio que tienen que hacer las administradoras de fondos para adecuarse a este cambio con tan poca anticipación. Han estado trabajando en ello. (Las afores) están revisando toda su operación para adecuarse a esta nueva realidad”, comentó en rueda de prensa, Bernardo González Rosas, presidente de la Amafore.

La Consar publicó a finales de octubre en su página de Internet que el máximo al que estarán sujetas las comisiones que cobran las 10 administradoras de fondos será de 0.57% para el próximo año; actualmente la comisión promedio es de 0.807 por ciento.

“Las afores no están discutiendo el nivel de comisiones que se ha planteado. Desde luego que se puede llegar (a ese nivel). La preocupación que tiene la industria, en general, es la falta de apego de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) a la Ley de Mejora Regulatoria, porque se otorgaron excepciones de manera irregular para que el proceso de la metodología se llevara a cabo”, explicó.

El mes pasado la Consar solicitó a la Conamer una exención del Análisis de Impacto Regulatorio de la nueva metodología para calcular la comisión de las afores en el 2022. Ante ello, Amafore reviró en un comentario a dicha dependencia y sostuvo que no se podía ejecutar la acción ya que antes se debe de escuchar a los interesados.

A pesar de la disminución, el titular del gremio reconoció que se trabaja para mantener la calidad del servicio y sobre todo la calidad de las inversiones que han tenido las afores en los 24 años que tienen.

“Nuestra prioridad es que no se afecte el servicio a los trabajadores y mucho menos los extraordinarios resultados que se están obteniendo en materia de inversiones. Esto lo vamos a defender y a cuidar a ultranza. No habrá afectaciones en el servicio, ni en el buen trabajo de obtener rendimientos a los trabajadores”, comentó.

Cabe recordar que las afores administran 5.1 billones de pesos; asimismo, el rendimiento histórico del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) es de 5.41% real, al cierre de octubre.

Desregulación

En este sentido, tanto la Consar, mediante su titular, Iván Pliego Moreno, y la Amafore han planteado llevar a cabo modificaciones regulatorias para acompañar el proceso acelerado de baja de comisiones.

“Las administradoras hemos planteado varias propuestas de regulación (...) Una de estas propuestas es el estado de cuenta, en este sentido uno de los planteamientos que sí aceptó Consar es que se pueda enviar de manera digital a los trabajadores y se están llevando a cabo cambios para que esto se haga realidad”, dijo González Rosas.

Mientras tanto, no se ha podido avanzar en cuanto al pago de cuotas que pagan las administradoras de fondos a la Consar ya que de acuerdo con Amafore se paga el doble de lo que pagan los bancos a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

“Es un desperdicio de recursos porque en realidad lo que dice la ley es que esos recursos que se pagan al gobierno deben ser utilizados para la supervisión, sin embargo, sólo 200 millones de pesos de los mil millones que pagan la afores al gobierno van a la Consar, los otros 800 millones de pesos se van al gasto público de otros elementos”, dijo Rosas.

Reserva especial

Otro tema es la desregulación de la reserva especial que es un cargo de capital que se hace para que las administradoras, en caso de que haya pérdidas por incumplimientos a la regulación, restituyan esos costos a los trabajadores.

De acuerdo con González, esta reserva equivale a casi 42 mil millones de pesos, por ello llama al regulador a que replantee el modelo ya que la metodología aplicada es obsoleta y nada tiene que ver con las prácticas internacionales, como sucede con los bancos y la CNBV.

“Debe de modificarse porque se tienen 42 mil millones de pesos que se podrían usar. (...) Una tercera parte de lo que se tiene constituido estaría más que sobrado para cubrir posibles pérdidas provocadas por incumplimiento a la regulación”, comentó.

Ante ello, la Consar pide gradualidad para la entrada en vigor del cambio en la reserva especial. “No nos han dado gradualidad del lado de las comisiones”.

Cuestionado sobre si existirían fusiones o quiebras de algunas afores, Bernardo González Rosas prevé que éstas no existirán, siempre y cuando logren modificar su modelo de negocio.

Temas

Lee También