Domingo, 25 de Julio 2021

“Señales distantes”, un acercamiento a la literatura de la fantasía

En la nueva obra de Antonio Vásquez los relatos están llenos de fantasía, pero no en un sentido mágico, sino que tienen que ver con los sentimientos y emociones que tiene la humanidad y que son tanto positivos como negativos

Por: El Informador

NARRACIÓN. La familia y su influencia se ve reflejada en los cuentos de Antonio Vásquez. ESPECIAL

NARRACIÓN. La familia y su influencia se ve reflejada en los cuentos de Antonio Vásquez. ESPECIAL

Luego de su primera novela “Ausencio”, el autor Antonio Vásquez regresa al universo de la literatura con la publicación de una colección de cuentos llamada “Señales distantes”, editada por Almadía. En estos relatos, el escritor navega en la fantasía para poner sobre contexto la exploración que hizo en su primer texto sobre cómo la familia, para bien o para mal, influye en los individuos.

“Este es mi segundo libro y el primero de cuentos que hago. Yo terminé de escribir mi primera novela ‘Ausencio’ en verano del 2014, lo mande a editoriales y premios, al principio no recibía respuesta y descansé de ella, porque aunque no es autobiográfica, fue muy demandante, porque era muy personal, partí de muchas cosas de mi vida, de mi familia y del alcoholismo que hay en ella. Además, regresé a vivir a Oaxaca, fue una época de cambios y (en ese momento) estuve leyendo a muchos cuentistas mexicanos”, comparte en entrevista como antesala de cómo fue que comenzó a desarrollar “Señales distantes”.

“Estos cuentistas en su momento nunca formaron parte del canon literario, porque su escritura no era edificante, no contribuía a crear esta identidad nacional o de hablar sobre temas sociales y políticas y son escritoras como Amparo Dávila, Inés Arredondo y escritores como Vicente Melo y Jesús Gardea, yo estuve leyendo sus cuentos que me gustan mucho. Desde ‘Ausencio’ ya había trabajado con literatura fantástica, como que eso es lo que más me gusta, y este libro (nuevo) lo pensé como un tributo a estos cuentistas y a la vez para seguir explorando esta literatura fantástica”.

En cuanto a los temas que abordan los cuentos, “continué con la exploración que había iniciado en ‘Ausencio’ sobre cómo el mal surge de la familia en ocasiones, por ejemplo, la madre devoradora, la que no deja ir a sus hijos, la que se alimenta de ellos”. Y sí, los relatos están llenos de fantasía pero no en un sentido mágico, sino que tienen que ver con los sentimientos y emociones que tiene la humanidad y que son tanto positivos como negativos.

“A mí no me causa problema decir que es literatura fantástica, lo es porque todos los narradores por algún problema, padecimiento emocional, crisis nerviosa, ansiedad, depresión o sueños, logran una apertura en su realidad, como que esta se rompe y logran percibir otro plano, son como señales, por eso así se llama el libro, porque son señales que vienen de otro reino, del inconsciente o lo sobrenatural, pero esas señales revelan algo sobre su vida íntima y sus problemas domésticos”.

Además estas señales se vuelven sensaciones. “A mí me gusta usar de ejemplo estos poderes perceptivos e intuitivos que son como corazonadas, que por este triunfo del racionalismo, las descuidamos mucho, que además tiene mucho que ver con las emociones y es algo que también exploro en el libro, cómo encontrar de nuevo esta apertura en ese reino emocional”. Antonio continuará con la promoción de su libro en estos formatos digitales que se han desarrollado tras la pandemia, recién estuvo en la Feria del Libro de Oaxaca (FILO). También está inmerso en la realización de su tercer libro que de manera paralela y por casualidad, tiene que ver con una pandemia.

JL

Temas

Lee También