Martes, 28 de Mayo 2024

La naturaleza busca la “Simetría del Caos”

Francisco Dehesa presenta en Casa MASUA una retrospectiva de su obra que comprende un periodo de 40 años

Por: Kike Esparza

Francisco Dehesa. El pintor se manifiesta a través de sus trazos finos y espontáneos, en donde expresa su inquietud artística de explicar lo inexplicable. EL INFORMADOR/E. Esparza

Francisco Dehesa. El pintor se manifiesta a través de sus trazos finos y espontáneos, en donde expresa su inquietud artística de explicar lo inexplicable. EL INFORMADOR/E. Esparza

Recientemente se inauguró en Casa MASUA (avenida España 1648, en la colonia Moderna), la exposición “Simetría del Caos” del artista Francisco Dehesa, quien es de oficio contador público. 

El creativo de 80 años hace una retrospectiva de su obra, que comprende un periodo de 40 años donde refleja cómo la naturaleza y la cultura, tienden a buscar el orden.

Son 41 dibujos realizados con tinta, los cuales también están a la venta, con precios que van de los tres mil a los 45 mil pesos. 

Esta exposición estará abierta al público hasta el 30 de septiembre. Los horarios son de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas y los sábados de 10:00 a 13:00 horas.

“Simetría del Caos”. La muestra presenta 41 piezas únicas que manifiestan que sin el caos, la vida no podría ser posible. EL INFORMADOR/E. Esparza

A propósito, el artista dialoga con EL INFORMADOR sobre este proyecto de vida, el cual para él es un hobby, un gran pasatiempo que lo llena de satisfacción. 

“La celebración es tener la exposición, me resulta muy agradable ver cómo las personas se emocionan con los cuadros. Yo tengo aproximadamente unas 240 piezas y aquí hay 41, las cuales fueron seleccionadas con un criterio lógico para exhibirlas de esta manera”.

Aunque cotidianamente ya tiene más de 40 años de dibujar, desde adolescente se dio cuenta de sus aptitudes para ello. Recuerda que en la secundaria, su maestro, “que nunca nos enseñó nada”, para el examen final nos pidió un dibujo. “Y el día que nos da los resultados, cuando me nombra a mí, me dice que tengo 10, pero que se le perdió mi dibujo. Con el tiempo, me di cuenta de que no se le había perdido, porque no le pasó con los otros dibujos, sólo con el mío. Entonces, eso quiere decir que le gustó y que se quedó con él. Luego dejé de dibujar hasta que un día, estando solo en la casa, empiezo a trazar una cartulina y hago un dibujo, mi esposa lo ve y le impresiona”.

Así que de ahí en adelante no ha parado de crear, haciendo piezas de todos los tamaños. “Obviamente los más grandes cuestan mucho más trabajo y me llevan mucho más tiempo, pero a la larga son los mejores, los que más impactan”. Acota que no puede definir bien a bien cuánto tiempo le lleva una pieza, ya que las va desarrollando cuando tiene ganas de hacerlas.

Francisco Dehesa explora sobre el papel, las variantes infinitas del universo, a través del punto y la línea, los elementos más básicos del dibujo. EL INFORMADOR/E. Esparza

“No puedo precisar cuánto tiempo me lleva un cuadro porque no me dedico a esto, es un hobby. De repente, me dan ganas de dibujar, me siento, hago unos trazos y voy avanzando, pero luego se me acaba la inspiración y lo dejo, también a veces me canso de estar dibujando y a veces pasan dos o tres días sin que haga nada y luego lo retomo”. Además de ser contador, también estudió una maestría en la UNAM sobre letras españolas, “no la terminé, pero también me gusta mucho la literatura”.

Sus herramientas principales son la cartulina, la tinta, la regla, marcadores y el transportador, a veces utiliza color, pero todo siempre sobre la misma técnica. “Es un placer dedicarme a hacer esto”. 

Su arte traspasa las fronteras

Dehesa comparte que ya tiene varias exposiciones desarrolladas, “algunas han sido nada más de un sólo dibujo. Y he mandado (obra) a Cuba y España, entre otros países. Todo lo demás ha sido en Guadalajara y ahora estoy viendo la posibilidad de hacer una exposición en Acapulco”.

Ahondando en el concepto de la “Simetría del Caos”, expresa que cuando se habla del caos, se refiere a que todo está perdido o desperdigado, “sin embargo, ese todo tiene una simetría, tiene unas medidas y unas posiciones que se van rotando y cambiando poco a poco”. 

Los dibujos muestran el continuo cambio que se genera entre la simetría y el desorden, un juego de elementos en transformación. EL INFORMADOR/E. Esparza

Lo anterior también viene a colación, porque cuando él comienza a crear, lo hace de cero, sin una idea preconcebida, “cuando yo empiezo con algo, no sé hacía dónde va y poco a poco lo voy armonizando hasta que logro terminarlo. 

Tengo una técnica que sigo, pero lo que voy a hacer, no lo tengo definido, al final resulta una sorpresa tanto para mí como para todos los demás”.

De hecho, cuando el caos se hace presente con los errores y los rayones, los va solucionando sobre el proceso. “Nunca he desechado un dibujo, es muy difícil llevar el control de todo lo que uno está haciendo, y de repente, trazo una línea que no va donde debería de ir y la tengo que ajustar con todo lo demás, así que hago trazos similares para que encaje. Muy de vez en cuando, cuando se trata de una cosa muy pequeña, utilizo un estilógrafo, pero normalmente siempre ajusto los errores para que se instalen dentro del contexto que tengo”.

Finalmente, reitera que todos sus cuadros le representan una satisfacción interna muy grande, “me resuelven algunos conflictos emocionales que se me presentan, porque logro hacer algo que me es atractivo, que me impacta y que levanta mi ánimo”.

Agéndalo

La exposición, se encuentra vigente en Casa MASUA, hasta el 30 de septiembre, contando con la modalidad de visitas guiadas con previa cita, en donde se realiza un recorrido especial con Francisco Dehesa. 

Tapatío

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones