Martes, 27 de Julio 2021

LO ÚLTIMO DE Cultura

Karla Betancourt lleva su reflexión disruptiva al MURA

El próximo 2 de julio se estrenará la exposición 

Por: El Informador

EN PLENA CREACIÓN Karla Betancourt se entrega de forma minuciosa a su trabajo creativo. CORTESÍA

EN PLENA CREACIÓN Karla Betancourt se entrega de forma minuciosa a su trabajo creativo. CORTESÍA

Reflexionar sobre los condicionantes de la belleza en la sociedad contemporánea es el eje principal que la artista Karla Betancourt propone en su próxima exposición, que a partir del 2 de julio llegará al Museo de Arte Raúl Anguiano (MURA) con apoyo de la Dirección de Cultura de Guadalajara.

Se trata de “La condición de la belleza”, proyecto que comenzó a gestionarse hace tres años con una visión social que parte de cuatro puntos reflexivos: globalización, consumismo, industria e hipersexualización, que son interpretados y descontextualizados por Karla Betancourt tanto en esculturas monumentales que trascienden las dimensiones de la proporción humana, así como obra gráfica y cuadros de gran formato de hasta 2x3 metros, y que dan paso a la exploración de más técnicas desde el óleo.

“La condición de la belleza surge de la necesidad de plantear una disrupción a las imágenes que el mercado nos ha planteado, como el mismo título lo enmarca, hablo de los condicionantes que contemplan las sociedades contemporáneas para poder definir algo como bello”, explica la artista, al recordar cómo a través de los tiempos cada sociedad en su momento marca sus cánones.

“En sociedades más antiguas, como la griega, la belleza estaba definida por la proporción, simetría, carencia de defecto, varios factores, y en nuestra sociedad, según el estudio que yo hice, la belleza está determinada por factores de mercado, tales como que las directrices las tienen empresas trasnacionales, por eso los cuatro pilares de la exposición: globalización, consumismo, industria e hipersexualización”.

La artista expresa que mediante estos elementos que se han vuelto parte del imaginario colectivo y que son abordados desde su obra, propone descontextualizarlos para generar una verdadera reflexión y pensamiento crítico sobre cómo desde lo colectivo y lo individual se participa en el consumismo y por esta influencia dictada por el mercado en cada generación.

“Estamos muy distanciados de generaciones como nuestros abuelos o papás, y qué es lo que pasa, nosotros al no tener ningún tipo de seguridad buscamos la seguridad en lo que nos plantea el mercado (…) nosotros queremos ser parte desesperadamente de todo lo que nos plantean, porque no queremos quedarnos atrás, no sabemos hacia dónde vamos como sociedad, estamos un poco perdidos dentro de la ambigüedad y la incertidumbre”.

A través de “La condición de la belleza”, Karla Betancourt brindará al espectador más de 12 obras creadas no solo particularmente para este proyecto, pues la dinámica de sus piezas también fueron concebidas tomando como referencia las características de la sala circular Raúl Anguiano del MURA, que permitirán un diálogo único entre el público y su arte.

“Las piezas, desde la escultura y la obra gráfica y pictórica, están generadas para que tengan una cuestión lógica entre todas. Al estar inmerso en el círculo de la sala conviviendo con todas las piezas, tienes una lectura simultánea de las mismas y todas se conectan”.

MQ

 

Temas

Lee También