Martes, 16 de Abril 2024

Inauguran el Salón Literario Carlos Fuentes en la FIL

La polifacética escritora Dacia Maraini charla sobre feminismo y maternidad con la escritora mexicana Guadalupe Nettel

Por: El Informador

Dacia Maraini (segunda, de izquierda a derecha) recibe la medalla Carlos Fuentes. EL INFORMADOR/ A. Navarro

Dacia Maraini (segunda, de izquierda a derecha) recibe la medalla Carlos Fuentes. EL INFORMADOR/ A. Navarro

Ayer, la escritora italiana Dacia Maraini recibió la medalla Carlos Fuentes durante la apertura del Salón Literario Carlos Fuentes de la edición 37 de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, en una ceremonia presidida por el Rector General de la Universidad de Guadalajara, doctor Ricardo Villanueva Lomelí y la viuda de Carlos Fuentes, Silvia Lemus.

En la conferencia en la que fue acompañada por la escritora Guadalupe Nettel, Maraini contó anécdotas de su vida, de su relación con la literatura, de la maternidad, de la inmigración y de los tres años que pasó en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial: “Mi vida era muy feliz hasta los siete años con una familia llena de cariño, mis papás eran intelectuales, mi madre era pintora y mi padre antropólogo, eran antinazistas y antifascistas”.

Recuerda que ese periodo que vivió fue muy doloroso, “cuando hace hambre el cuerpo comienza a comerse a sí mismo”.

A propósito de las guerras que se viven en la actualidad, la autora italiana resaltó: “Yo creo que tenemos que condenar las invasiones, cada pueblo tiene que tener su integridad”.

Sobre el amor por la literatura, Dacia compartió que lo desarrolló desde niña, recuerda que a los tres años ya tenía libros en mano, no sabía leer propiamente, pero para ella fue espontáneo escribir y leer. Agregó que al adentrarse en este universo conectó con el sentimiento de la justicia que fue lo que la llevó a ser empática con el feminismo.

En el tema de la maternidad, destacó que este concepto ha cambiado durante los siglos, y que ahora se pueden desarrollar muchas artistas porque la maternidad también es un factor cultural. La escritora señaló que en su país los escritores se han preocupado por tocar el tema de la familia, una institución que atraviesa por una crisis cultural en la que los padres quieren ser compañeros de juegos más que personas que dan dirección y ayudan a crecer a sus hijos e hijas.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones